El Español
Vivir
|
Gastrosantiago

La hostelería de Santiago de Compostela, al límite: "Estamos agotados mentalmente"

Las últimas restricciones impuestas en Santiago dejan a la hostelería de la ciudad, uno de los sectores más castigados por la pandemia, en una situación límite: entre un 80 y un 85% de los establecimientos no abrirán.
Santiago Turismo

Aunque el efecto del coronavirus y de las restricciones que se han impuesto para controlar la pandemia se ha dejado notar en todos los sectores, hay uno que se ha visto especialmente afectado: el de la hostelería.

El cierre total de marzo fue un enorme golpe económico que algunos pudieron compensar en parte con la paulatina reapertura de la actividad durante los meses de verano. Sin embargo, las nuevas restricciones a las que se enfrenta Santiago desde hoy dejan a la hostelería en una situación límite.

"Estamos agotados mentalmente: sabes cómo te acuestas, pero no cómo te vas a levantar, estamos en una situación límite y no tenemos ningún plan B por parte de la administración, ni ayudas ni legislación que nos proteja", explica en declaraciones a Quincemil Lois Lopes, responsable de A Nave de Vidán y directivo de la Asociación Hostelería Compostela.

La limitación de la reuniones a personas no convivientes y la prohibición de servir en el interior de bares y cafeterías ha dejado como única opción las terrazas, que tienen que operar con un aforo del 50 % y siempre a merced de la climatología de Santiago, no demasiado propicia en estos meses de otoño.

"Muchos locales, calculamos que entre el 80 y el 85 %, no van a abrir: el sector es muy peleón, pero hay que darse cuenta de que abrir la puerta tiene un coste, además del propio coste fijo de alquileres, salarios e impuestos", prosigue Lopes.

Aunque durante los meses de verano aquellos que disponían de espacio pudieron contar con el "salvavidas" de las terrazas, el directivo de Hostelería Compostela lamenta que, en esta ocasión, las nuevas restricciones podrían suponer "el cierre definitivo" de muchos negocios.

El responsable de A Nave de Vidán tiene clara su alternativa: un "plan de rescate" con ayudas directas a fondo perdido para el sector "como se hizo, por ejemplo, en Cataluña, donde estas medidas drásticas también afectaron a otros sectores".

"Estamos muy equivocados si pensamos que el impacto económico de estas medidas aquí va a ser el mismo que en cualquier otro país de Europa: aquí la hostelería representa el 20 % del PIB", añade.

Lopes ha denunciado que el sector de la hostelería está sufriendo una "criminalización" al seguir siendo objeto de medidas restrictivas "a pesar de que los contagios se producen en reuniones privadas en domicilios, no en locales" y mientras "el transporte público opera con todo el aforo".

Desde el Concello de Santiago se ha planteado la posibilidad de incrementar el tamaño de algunas terrazas permitiendo la ocupación temporal de plazas de aparcamiento, así como la instalación de calefactores y mamparas, una medida que ha recibido el visto bueno de la Comisión de Patrimonio.

¡Síguenos en Facebook!
Vivir