El Español
Cultura
|
Conoce Coruña

La histórica Casa Cornide de A Coruña, ¿cómo acabó siendo de los Franco?

Historiadores han recogido documentos en los que se explicita las maniobras llevadas a cabo para cumplir el deseo de Carmen Polo y que pueden servir de base para iniciar un procedimiento que recupere la titularidad pública
06:00 · 08/09/2019
A.N.
El escudo de la familia Cornide preside el edificio

Es un edificio emblemático de la Ciudad Vieja coruñesa, ubicado frente a la Colegiata. La Casa Cornide está en el foco de atención, comparándola con el Pazo de Meirás, por los intentos de recuperar la titularidad pública de esta construcción que hoy sigue registrada a nombre de los herederos de Franco.

¿Cuál es su historia y cómo acabó en manos del dictador? Su construcción data de mediados del siglo XVIII, cuando el ingeniero militar Francisco Llobet, el catalán encargado de la construcción del Arsenal de Ferrrol, la diseñó. Su estilo es barroco, muy acorde con los gustos afrancesados de la época.

La familia Cornide fue quien la encargó para convertirla en su noble residencia, y su escudo familiar preside en la parte superior central el edificio. José Cornide, ilustrado coruñés, vivió entre sus paredes. Nacido en 1734, fue un humanista, geógrafo e historiador que reflejó en sus obras un análisis de la realidad de la Galicia de la época.

La Casa pasaría a titularidad pública, legada por la propia familia Cornide al concello de A Coruña. De hecho, el gobierno local llegó a tener su sede en el edificio a principios del siglo XIX. También funcionaría más tarde como colegio, siempre con vocación de utilidad pública.

Placa conmemorativa en el lateral de la Casa de Cornide (A.N.)

Sin embargo, en 1962, el concello de A Coruña hizo público el inicio de un procedimiento de subasta del edificio y cuando se presentaron las tres pujas, la del banquero coruñés Pedro Barrié de la Maza resultó ser ganadora por superar con creces a las otras dos.

"Capricho" de Carmen Polo

Se dice que la Casa Cornide fue un capricho explícito de Carmen Polo, que deseaba un hospedaje en el centro de A Coruña que complementase a la residencia veraniega del Pazo de Meirás, que consideraba retirado para sus paseos por la ciudad.

Los historiadores Carlos Babío y Manuel Pérez Lorenzo llevaron a cabo una investigación que publicaron bajo el título "Un pazo. Un caudillo. Un espolio", en la que concluyen que la Casa Cornide acabó a nombre de los Franco, a través de una artimaña en la que, al igual que sucedió con Meirás, también estuvo involucrado el presidente y fundador del Banco Pastor.

Una vez logró que Barrié de la Maza logró hacerse con la Casa, se la regaló a Carmen Polo.

Franco y Carmen Polo en una corrida de toros (Kutxa Fototeka)

Una carta que recoge el mencionado libro es la que escribió
el secretario personal de Francisco Franco, Ricardo Catoira, explicando a Juan Sánchez-Cortés y Dávila, subsecretario del Ministerio de Hacenda por aquel entonces, los detalles de las gestiones que fue necesario llevar a cabo para cumplir el deseo de Carmen Polo.

"Por fin ha concluido el plazo para la subasta de la célebre Casa que tanto deseaba Su Excelencia (...) De esta forma no se hace una adjudicación directa de bienes que fueron del Estado al propio Caudillo. Los Señores están encantados (...)"

"Para que cuando tenga que desplazarse a La Coruña no haya necesidad de abrir el Pazo de Meirás que tantas molestias origina por lo grande que es esta residencia y el número de criados y servidores que necesita" (...) "Tanto el caudillo como la Señora están muy agradecidos a tu gestión, por los años que se llevaban para resolverse".

Un documento en el que se explicita las maniobras que llevaron a cabo funcionarios del Estado para cumplir los deseos de la familia Franco.

"Un expolio, igual que Meirás"

De hecho, Babío colaboró con el Ministerio de Justicia para que la Abogacía del Estado preparase la demanda que presentó el pasado 10 de julio para recuperar Meirás.

Un documento que "reclama la propiedad del inmueble para el Estado por su forma de adquisición, su administración mediante fondos y personal públicos, y el uso que se le dio al inmueble durante la dictadura", según expresó el propio Ministerio.

Una lámpara de araña encendida en la ventana central y cortinas descorridas (A.N.)

Otra investigación que pone de manifiesto irregularidades en la adjudicación de la Casa es el que llevó a cabo el arquitecto Xosé Manuel Casabella, por encargo del anterior gobierno local. Como resultado, se constata que después de que ya figurase como propiedad de la familia Franco, se acometieron obras en el interior de la casa que fueron sufragadas con dinero público.

Ahora, desde el BNG, apoyándose en las investigaciones de Babío, consideran que la Casa Cornide es otro ejemplo del "sangrante expolio". El portavoz de la formación en el concello, Francisco Jorquera, ya anunció que en el primer pleno ordinario que se celebre en María Pita, el BNG presentará la iniciativa para recuperar el histórico edificio ubicado en la Ciudad vieja de A Coruña.

Cultura