El Español
Actualidad
|
Santiago

La Casa do Cabido, en Santiago, estrena iluminación: Es inteligente y combate los hongos

Este edificio situado en la Praza das Praterías estrenó este lunes su nueva iluminación inteligente, que supondrá un importante ahorro y combatirá la proliferación de hongos en su fachada
La Casa do Cabido con su nueva iluminación.
Delegación del Gobierno
La Casa do Cabido con su nueva iluminación.

La Casa do Cabido, un edificio barroco ubicado en la Praza das Praterías de Santiago de Compostela, cuenta desde este lunes con una nueva iluminación inteligente que, además de suponer un importante ahorro, también servirá para combatir la proliferación de hongos en la fachada.

La puesta en marcha de esta nueva iluminación se enmarca dentro del proyecto Cromalux, el primero del programa de compra pública innovadora Smartiago, desarrollado por el Concello de Santiago y el Ministerio de Ciencia e Innovación.

Esta iniciativa permitirá reducir el consumo energético de la iluminación de edificios patrimoniales en un 80%, así como ralentizar el crecimiento de la biodiversidad en sus fachadas.

La Universidade de Santiago de Compostela (USC) lleva meses trabajando en el laboratorio, experimentando con los efectos de esta iluminación. Posteriormente, el patio de la antigua cárcel del Pazo de Raxoi fue el escenario de nuevas pruebas.

"El programa piloto arroja datos esperanzadores: los valores que reportó la USC son realmente interesantes en lo que atañe a la retardación del crecimiento de la biota y su respeto a la biodiversidad, siguiendo la misma línea de buenos resultados del laboratorio", destaca el Concello de Santiago.

El acto de encendido de la nueva iluminación (Concello de Santiago).

Ahora, la Casa do Cabido se convierte en el primer escenario real en el que se prueba esta nueva iluminación. El hecho de que su fachada esté orientada hacia el norte ha sido fundamental para que sea el edificio escogido, toda vez favorece más el crecimiento de hongos.

El proyecto Cromalux, que nace de la colaboración entre el Concello de Santiago y Televés (que colabora con la USC y Ferrovial) busca reducir sustancialmente el coste de la iluminación y la conservación de fachadas de edificios patrimoniales, acciones que suponen un coste de 3,5 millones de euros al año.

Así, la utilización de luces LED (tanto monocromáticas como policromáticas) permite inhibir el crecimiento de microbiota "salvaguardando la integridad física del patrimonio iluminado".

Este nuevo sistema de iluminación inteligente "pionero a nivel mundial" fue adjudicado por un total de 613.581 euros, con una cofinanciación del 80% por parte del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

La iluminación inteligente es el primero de los tres apartados sobre los que pretende actuar el proyecto Smartiago, que busca afrontar otros dos retos: la movilidad y la gestión sostenible de residuos sólidos urbanos

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad