El Español
Actualidad
|
A Coruña

La Audiencia de A Coruña condena a 15 años a un padre por violar a su hijo repetidamente

El acusado comenzó a realizarle tocamientos de carácter sexual a la víctima en 2013, cuando tenía 12 años, y los abusos continuaron hasta que con 17 años el joven denunció lo que ocurría
Ofrecido por:

A CORUÑA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

La sección segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña ha condenado a 15 años de cárcel a un padre que violó a su hijo en varias ocasiones, según informa el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) sobre el contenido del fallo. En concreto, lo ha considerado culpable de un delito continuado de agresión sexual y, además de la pena de prisión, le ha impuesto diez años de libertad vigilada y la prohibición de comunicarse por cualquier medio o aproximarse a la víctima durante 24 años, así como la inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad con respecto a sus tres hijos.

El tribunal relata en la sentencia que el acusado comenzó a realizarle tocamientos de carácter sexual a la víctima en 2013, cuando tenía 12 años y en el domicilio en el que vivían en A Coruña. "Para llevar a cabo sus lascivos propósitos, se prevalía de la relación paternal, así como del hecho de convivir bajo el mismo techo", relatan los magistrados, quienes aseguran que "mediante la creación de un creciente clima de dominación y miedo" hacía ceder a la víctima a sus "maniobras".

De una forma progresiva, según indican los jueces, pasó a realizar más actos de índole sexual con el menor hasta que cumplió 14 años. A partir de esa edad y hasta que su hijo, con 17 años, denunció lo ocurrido, lo violó en varias ocasiones, según consta acreditado en la sentencia. El tribunal asegura que el condenado actuaba bajo el convencimiento de que el menor "no contaría nada de lo que padecía, toda vez que, durante años, consiguió manejarle con facilidad, haciéndole creer que era un secreto entre ellos y nadie lo podía saber".

"Cuando cumplió los 14 años comenzó a ser consciente de lo que estaba sucediendo, pero, por el miedo que le infundía su padre, al saber de lo que era capaz, no se rebelaba cuando lo obligaba a mantener relaciones sexuales con él, ya que, para doblegar su oposición a los tocamientos y actos de naturaleza sexual, mostraba un comportamiento agresivo y conminativo, tanto con respecto a su madre como para con él", indican los magistrados en la resolución.

Actualidad