El Español
Economía
|
Comercio local

Kibus llega a Santiago para llevar la compra del Mercado de Abastos a casa

Pedir a domicilio desde el Mercado de Abastos de Santiago a través de la web Kibus ya es posible desde este lunes, con una oferta basada en el reparto sin importe mínimo de compra ni gastos de envío de los productos de la plaza.
Imagen promocional de Kibus en Santiago.
Kibus
Imagen promocional de Kibus en Santiago.
Ofrecido por:

Pedir a domicilio desde el Mercado de Abastos de Santiago a través de la web Kibus ya es posible desde este lunes: tras su implementación en las otras seis ciudades gallegas, la capital completa su oferta, basada en el reparto sin importe mínimo de compra ni gastos de envío de los productos de la plaza.

"Llevábamos muchísimo tiempo queriendo abrir en Santiago, pero no nos atrevíamos: la plaza de Santiago es toda una institución y queríamos hacerlo muy bien", explica a Quincemil el gerente de Kibus, el coruñés Eduardo Sanjurjo.

Esta iniciativa pionera en España nació en 2019 en A Coruña, en la Plaza de Lugo, y desde entonces se ha extendido a todas las ciudades gallegas, así como a Santander, Oviedo y Bilbao.

Imagen promocional de Kibus (Cedida).

Su apuesta es muy clara: a través de su web es posible hacer la compra de la forma más similar posible a como se hace en el propio Mercado de Abastos, eligiendo desde el puesto en que se compra hasta especificaciones del producto, como el tipo de corte de la carne o el pescado o la maduración de un aguacate.

"El valor y la confianza que aportan los placeros es innegable e imbatible y con Kibus se mantiene todo eso: no es lo mismo, pero la experiencia es lo más parecida posible", detalla Sanjurjo.

Kibus ha iniciado su actividad en Santiago colaborando con treinta puestos de todo tipo y con dos "kibuseros", los empleados que se encargan de realizar los pedidos siguiendo las indicaciones de los clientes y de su posterior traslado.

Imagen promocional de Kibus (Cedida).

"Nuestra idea es seguir ampliando la oferta con más comerciantes que se interesen por nuestra forma de trabajar: eso enriquece la experiencia", prosigue el gerente de Kibus.

La oferta a día de hoy ya es muy completa, con puestos que van desde carnes y pescados hasta frutas, embutidos, pan, dulces o bebidas.

En la propia web es posible realizar el pedido desde un menú en el que los productos están repartidos por categorías; una vez allí, se puede escoger el puesto en el que se quiere comprar, así como anotaciones en las que se pide al "kibusero" que realice determinadas peticiones al placero.

Imagen promocional de Kibus (Cedida).

Los envíos, que no tienen coste adicional ni importe mínimo, se realizan de lunes a sábado de 10.00 a 18.00 horas en dos turnos, con la intención de que el cliente "no esté pendiente todo el día del envío, sino que sepa a qué hora va a llegar".

"Como hemos hecho en otras ciudades, en principio ofrecemos el servicio en el centro de la ciudad y los alrededores; conforme los clientes lo vayan pidiendo, iremos incorporando más lugares y más trabajadores", detalla Sanjurjo.

En base a la experiencia en otras ciudades, el gerente de Kibus asegura que los usuarios recurren a la web tanto para compras más pequeñas como para su compra semanal.

Imagen promocional de Kibus (Cedida).

"Es por eso que es un acierto no cobrar el envío: vemos que la gente suele hacer un primer pedido para probar y después nos acabamos convirtiendo en su forma de hacer la compra semanal o de realizar varias compras a la semana", prosigue.

Así, esta plataforma se suma a la actual oferta del Mercado de Abastos, que cuenta con un sistema propio de envío a domicilio, y a la de algunos puestos de la plaza que también trabajaban de este modo.

"Santiago era el último bastión y estamos muy contentos de instalarnos aquí: esperamos estar a la altura de una plaza que es todo un referente de la ciudad", concluye Sanjurjo.

https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=1813057675520079&id=1187651208060732
¡Síguenos en Facebook!
Economía