El Español
Actualidad
|
A Coruña

Juzgado un hombre por intentar matar a un policía en su huida de una comisaría en A Coruña

El acusado sorprendió con un movimiento repentino a un agente en los calabozos de la comisaría de Lonzas e intentó estrangularlo
Ofrecido por:

A CORUÑA, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

La sección segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña celebrará los días 27 y 28 el juicio contra un hombre acusado de intentar matar a un policía al tratar de huir de la comisaría de Lonzas, en la ciudad herculina, según informa el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG).

Los hechos, que Fiscalía califica como un delito de homicidio en grado de tentativa, se remontan al 11 de febrero de 2019, sobre las 13,40 horas, cuando el hombre, con antecedentes, fue detenido en las inmediaciones de su domicilio al encontrarse implicado en delitos de robos con intimidación cometidos en distintas entidades bancarias de la ciudad. Una vez detenido, fue trasladado la Comisaría de Lonzas, en A Coruña, e ingresado en uno de sus calabozos. Sobre las 16,00 horas de ese mismo día, el encausado solicitó, al agente que se hallaba de servicio, permiso para ir al cuarto de baño alegando que se encontraba mal y otra manta ya que había manchado la que tenía en su celda.

El policía le abrió la puerta para que fuera al baño y, al regresar, le indicó que cogiera una manta limpia en la celda contigua. Cuando salía de esta otra, el encausado, señala Fiscalía en su escrito de calificación de los hechos, "con un movimiento repentino, se la tiró por encima al agente y se abalanzó sobre él, cayendo ambos al suelo". "En esa posición, el encausado le realizó una maniobra de estrangulamiento, pasándole el brazo derecho por el cuello y tapándole la boca y la nariz con la otra mano, al tiempo que incrementaba progresivamente la presión con la finalidad de acabar con la vida del agente".

Al ver que se quedaba sin respiración y que no podía zafarse de la maniobra de inmovilización después de intentarlo durante 52 segundos, el agente, temiendo por su vida, echó mano de la defensa reglamentaria que portaba y consiguió alcanzar con ella al encausado, lo que le permitió soltarse y retroceder para intentar cerrar la puerta de acceso a los calabozos e impedir, con ello, la fuga del encausado.

Huida

"No obstante, el encausado lo persiguió en actitud muy agresiva y forcejeó con él para intentar abrir la puerta". Debido a eso, el agente cayó nuevamente al suelo, donde el acusado le propinó diversos golpes en la cabeza y en las costillas, "con lo que consiguió finalmente abrir la puerta y pudo salir corriendo por el garaje de las dependencias policiales". Al no encontrar la salida al exterior desde el garaje, accedió de nuevo a las dependencias policiales y se encerró en un cuarto destinado a vestuario de los funcionarios.

Tras ser advertidos de lo que estaba ocurriendo, los agentes que se encontraban en la comisaría consiguieron la llave de la puerta, pero el encausado se colocó detrás de ella e hizo fuerza para impedirles entrar. Finalmente los policías lograron sacarlo, aunque fue necesaria la intervención de varios agentes para conseguir inmovilizarlo.

Actualidad