El Español
Actualidad
|
Ferrolterra

Julián Reina, concejal de Urbanismo en Ferrol: "La ciudad la debemos pensar en grande"

En el Día Mundial del Urbanismo, el edil hace un recorrido por los distintos barrios de la ciudad y explica algunas de las claves de la ciudad del futuro por la que apuesta el gobierno municipal
Julián Reina, en el muelle de Curuxeiras.
Cedida
Julián Reina, en el muelle de Curuxeiras.
Ofrecido por:

En el Día Mundial del Urbanismo, el responsable del área en el ayuntamiento de Ferrol, Julián Reina, atiende a Quincemil para abordar el modelo de ciudad por el que apuesta este gobierno municipal. «Hay dos formas de pensar la ciudad. En pequeño o en grande», arranca la conversación Reina de forma directa. «La ciudad la debemos pensar en grande» y, a ese respecto, se dispone a enumerar algunas de las cuestiones clave para convertir Ferrol en una ciudad del futuro, en un recorrido en el que «cada barrio cuenta» para el edil.

«Cada barrio tiene su propia identidad y tenemos que potenciarla» y para Reina el modo de hacerlo es de «manera racional y ordenada», mediante una urbanización de la ciudad que, destaca, permita que «se recupere el espacio para las personas».

Julián Reina, en Ferrol Vello. Foto: Cedida.

«La pandemia nos ha enseñado que las personas toman la calle» y siguiendo el modelo urbanístico del mandato 2007-2011, en el que el actual regidor ocupaba la concejalía de urbanismo, Reina explica que este gobierno municipal apuesta «por la ampliación de espacios y de nuevas formas de movilidad» que permitan a la ciudad abrirse paso hacia un urbanismo del siglo XXI.

La resistencia al cambio es natural

Julián Reina tiene claro que las críticas y las dudas, por parte de la ciudadanía, forman parte de este proceso natural de transformación y entiende las reticencias ante determinados proyectos. «El alma de la ciudad es ser crítica y tener criterio propio», determina.

Pone el ejemplo de la urbanización de Canido, un «proyecto de Ángel Mato que está ahí para verlo». «No es casual que se haya convertido en uno de los barrios con mayor revalorización de la vivienda», reflexiona, y añade, además, que ese planteamiento de barrio ha permitido aflorar y mantener iniciativas como los Maios o las Meninas de Canido.

«Por cada propuesta, mientras no sea una realidad es normal esa resistencia social», detalla Reina. Un ejemplo, el proyecto de la calle de la Iglesia que «va a ser accesible 100%» y con el que este gobierno municipal busca «dotar la calle de un espacio más caminable, con un arbolado que invite a que la gente utilice las calles y que sirva de revulsivo para el comercio, pero hay que verlo«.

La movilidad, asignatura pendiente

Hablar de urbanismo y de modelo de ciudad requiere plantear de posibilidades y alternativas de movilidad para la ciudadanía. Sobre el espacio de aparcamiento y su reducción tras dotar de mayor espacio caminable a las calles de la ciudad, el edil expone que «hay que poner soluciones encima de la mesa y que están, además, en estudio».

No obstante, quiere destacar que «en el entorno de A Magdalena hay cuatro aparcamientos subterráneos que no están completos» y la solución de encontrar espacios para el parque móvil se podría encontrar bajo tierra, sin tener que renunciar a esos espacios en superficie para la ciudadanía.

«Hay un convenio con el Centro Comercial de A Magdalena con una tarifa plana de aparcamiento por 39 euros al mes», explica Reina para abordar la cuestión relativa al aparcamiento. Tiene claro que «hay que ser previsores e ir buscando encajes» y este ejemplo sería «exportable a otros sectores o colectivos» como, por ejemplo, las personas que trabajen en el centro de la ciudad.

Esa ciudad del futuro requeriría, por otra parte, de nuevos medios de transporte más sostenibles como la bicicleta. Ferrol no se caracteriza por su uso generalizado como medio de transporte, sino que es más habitual su empleo para práctica deportiva o de ocio, cuestión que aborda, también, el edil.

«La bicicleta es un medio de transporte» y «puede circular por cualquier vía urbana, independientemente del carril bici», expone Reina que asume que el ayuntamiento tiene que fomentar sus usos y trabajar en un correcto mantenimiento del firme para que se pueda generalizar su empleo. «Es un ejercicio de concienciación, tenemos que ir fomentando esa manera de pensar y es una asignatura pendiente que tenemos«, reflexiona sobre esta forma de movilidad sostenible.

Ferrol, ciudad compacta

Ahondando en la cuestión de la movilidad, para Reina, «Ferrol tiene la suerte de ser una de las ciudades más compactas». Esta característica permite recorrer la zona urbana «de punta a punta en 25 minutos andando» y esto, para el edil de Movilidad y Urbanismo, «es uno de los factores determinantes de aquí se viva tan bien».

No ha querido caer Reina, en ningún momento de la conversación, en la comparativa con otras urbes y solo emplea este recurso para invitar a la reflexión sobre la ventaja que ofrece Ferrol a nivel planificación de la vida diaria. «En cualquier otra ciudad es necesario prever la ida y vuelta al trabajo, aquí no» y considera el responsable de urbanismo que «es algo que valoramos poco».

Un barrio, una identidad

Desde Quincemil, solicitamos al edil que haga un ejercicio de imaginación y exponga que obra, barrio o proyecto presentaría en un congreso sobre Urbanismo en la celebración de su Día Mundial. «Cualquier barrio, porque esta ciudad tiene un gran potencial», responde.

Reina, en el muelle de Curuxeiras. Foto: Cedida.

Pone como ejemplo a la doblemente galardonada Plaza de Armas y hace hincapié en otros proyectos como el Urban del Barrio de Canido que fue también merecedor de un distintivo COAG.

Enumera Reina algunos ejemplos: «Caranza es un barrio urbanísticamente perfecto y Ferrol Vello tiene un paseo espectacular que enlaza con A Malata». Reitera esa idea fuerza, lanzada al inicio de la conversación, de que «cada barrio y más con esta serie de mejoras tiene su propia huella defendible en cualquier congreso».

Se pone el foco, también, en la necesidad de hacer partícipe a la ciudadanía de este proyecto de ciudad y Reina quiere dejar claro que mantiene un diálogo constante con las distintas asociaciones vecinales y en relación a las inversiones urbanísticas que proyecta el gobierno municipal y que tienen, además, gran peso en los presupuestos, el edil explica que el objetivo de la corporación pasa por «hacer girar la rueda de la economía de la ciudad, en la medida de nuestras posibilidades».

Así, más allá de reordenar el espacio público, desde una óptica económica se busca «amortiguar el golpe económico que supone el parón de la pandemia», recalca.

En relación a la durabilidad de las actuaciones, quiere dejar claro que «todas las obras que se licitan van un período de garantía y este gobierno va a velar por que se cumpla«.

«La garantía se tiene en cuenta a la hora de aprobar una licitación y un proyecto no solo tiene que parecer que queda bien, sino que tiene que quedar bien«, añade y pone a modo de ejemplo la plaza de Armas, ya que, apunta, «el adoquinado no estaba en perfecto estado y se solicitó a la empresa que actuara».

Intervenciones como la reurbanización de Pardo Baixo, la calle de la Iglesia, Manuel Belando y calle Nueva de Caranza; el gran boulevard de As Pías, financiado por el gobierno central o el primer quilómetro de la carretera de Castilla son algunas de las propuestas de este gobierno municipal para esa ciudad del futuro en la que, cierra la charla el concejal de urbanismo, es difícil decantarse por un único espacio porque «Ferrol mola entero».

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad