El Español
Actualidad
|
Santiago

Investigadores de la USC diseñan una nanopartícula que previene el alzhéimer en ratones

La acumulación de beta amiloide en el cerebro es un conocido precursor de la enfermedad de Alzheimer y estos depósitos van formando placas entre las neuronas que resultan tóxicas y son responsables del progresivo deterioro cognitivo

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Centro Singular de Investigación en Química Biológica y Materiales Moleculares de la USC (CiQUS), en colaboración con investigadores de la Universidad Católica de Cuyo (Argentina), acaban de diseñar un polímero capaz de reducir los niveles de beta amiloide en el cerebro sin producir efectos adversos, una intervención que, administrada en ratones, ha sido capaz de prevenir la fase inicial de la enfermedad de alzhéimer.

Según informa la USC, la acumulación de beta amiloide en el cerebro es un conocido precursor de la enfermedad de Alzheimer. Antes de que aparezcan los primeros síntomas, estos depósitos van formando placas entre las neuronas que resultan tóxicas y son responsables del progresivo deterioro cognitivo. Para drenar el exceso de beta amiloide en el cerebro, es clave la apolipoproteína Y (ApoE), cuyos receptores resultan afectados por el DMHCA, es una sustancia estructuralmente similar al colesterol, que es capaz de realizar esta función sin afectar a los niveles de colesterol y triglicéridos.

Sin embargo, esta sustancia tiene una limitación: su baja solubilidad le impide atravesar la membrana hematoencefálica que envuelve el tejido cerebral. "Nuestra hipótesis era que la unión controlada de DMHCA a un polímero favorecería la formación de un copolímero anfifílico con gran tendencia a formar micelas, de forma similar a cómo hace el jabón" explica Eduardo Fernández Megía, investigador principal en el CiQUS y coautor del estudio. Previamente, su grupo participó con éxito en el desarrollo de nanopartículas capaces de atravesar la barrera hematoencefálica para tratamiento de infarto cerebral. En esta ocasión, la propuesta de los investigadores fue "desarrollar micelas poliméricas a partir de copolímeros dendríticos a los que unir DMHCA de forma covalente, no mediante una simple encapsulación", señala Fernández Megía.

Los estudios llevados a cabo en células con cultivos primarios demostraron que las micelas eran capaces de internalizar neuronas y astrocitos. Posteriormente, los colaboradores argentinos administraron las micelas por vía nasal a ratones transgénicos y confirmaron que la producción ApoE aumentaba, al tiempo que disminuía la presencia de beta amiloide, evitando la pérdida de memoria sin afectar a los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. Los autores consideran que los resultados de esta investigación, que acaban de ser publicados en la revista ACS Nano, posibilitarán nuevos desarrollos clínicos alrededor de la administración de DMHCA para la prevención del alzhéimer.

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad