El Español
Actualidad
|
A Coruña

Inés Rey rechaza que la Xunta compre la mitad de los muelles: "El puerto no está en venta"

La comisión técnica del puerto se reunió por primera vez y Defensa do Común convocó una protesta "contra la privatización de la fachada marítima"
Protesta de Defensa do Común frente a María Pita, este miércoles por la mañana.
@mareatlantica
Protesta de Defensa do Común frente a María Pita, este miércoles por la mañana.
Ofrecido por:

La alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, mostró este miércoles su rechazo a la venta de los terrenos portuarios y rechazó la propuesta de la Xunta, que se ofreció a adquirir la titularidad de un 51% de los muelles de Batería y Calvo Sotelo. "El puerto es de los coruñeses y lo seguirá siendo mientras sea alcaldesa. Ellos son los que tienen que decidir sobre el futuro de la ciudad", indicó tajante la regidora.

Rey considera que "no es asumible" que se aproveche la situación económica para quedarse con estos espacios, en relación a la deuda contraída por la Autoridad Portuaria por la ejecución del puerto exterior, e insistió en que las competencias de planificación urbanística son del ayuntamiento. "Vamos a ejercerlas. El futuro del puerto es el futuro de la ciudad y tenemos que diseñarlo desde la ciudad, en colaboración con las administraciones implicadas, pero no podemos empezar subastando terrenos", aseguró Rey.

El nuevo protocolo sobre el destino de los muelles interiores debe establecer los "usos" y la regidora planteó que se facilite la construcción de vivienda pública, pero sin descartar la de otro tipo. Rey indicó, además que lo que corresponde ahora es la reapertura del puerto a la ciudad a través de los espacios de Batería y Calvo Sotelo, ya que las concesiones de San Diego terminan en 2027.

Las declaraciones de la alcaldesa se produjeron este miércoles coincidiendo con la celebración de la primera reunión de la comisión técnica del puerto de A Coruña. Defensa do Común convocó, de forma paralela, una protesta en la plaza de María Pita contra "la privatización de la fachada marítima" de la ciudad a la que asistieron tanto el BNG como Marea Atlántica. Los nacionalistas reclamaron que, una vez liberados de usos portuarios, los muelles retornen "gratuitamente" al ayuntamiento, mientras que la Marea rechazó "la especulación" para hacer viviendas en la zona.

Actualidad