El Español
Vivir

Hosteleros de la Cormelana en A Coruña crean 'Entre Plazas' para "construir barrio"

"Hemos puesto luz donde había oscuridad", dice el portavoz de la nueva asociación, que tiene como consigna el diálogo y como punto de partida el reconocimiento de que esta zona es "un polo de atracción"
Ambiente en la plaza José Sellier
@laurbanabar
Ambiente en la plaza José Sellier
Ofrecido por:

No quieren mirar atrás, ni que su iniciativa se confunda con una acción defensiva contra las quejas de algunos vecinos por ruidos y desórdenes de madrugada. La asociación "Entre Plazas", que ya ha depositado en el registro sus estatutos, quiere sumar fuerzas para mejorar el entorno de la Cormelana.

"Somos una zona con una idiosincrasia particular dentro del Orzán, de hecho nos sentimos al margen de lo que sucede, por ejemplo, en la calle Sol", explica Luis Jarque, portavoz de la nueva asociación y cofundador de La Urbana. Desde la Cormelana a José Sellier, incluyendo la calle Orzán y hasta la calle Alta y las callecitas del entorno, es el radio de acción declarado de esta iniciativa que nace del barrio para el barrio.

El entorno de la calle Orzán (AN)

La transformación de una zona muy degradada en poco más de una década y el Festival Atlantic Pride son las banderas de "Entre Plazas". De hecho, la próxima semana se fallarán los premios a los que este festival coruñés, en su primera edición, está nominado como mejor Festival revelación.

La consigna, el diálogo. "Queremos invitar a participar a todo el mundo, también a restaurantes de la zona". Entre Plazas nace ya con ocho establecimientos asociados y con decenas de reuniones a sus espaldas. "Nos dimos cuenta de que reuniéndonos de tres en tres no íbamos a conseguir cambiar las cosas, así que hace unas semanas decidimos dar el paso", contextualiza Luis.

Rehabilitar edificios y dar vida al barrio también es una prioridad para "Entre Plazas" (AN)

En la lista de cosas que abordar de forma inminente, "regulaciones de tráfico que se cumplan, tener más contenedores de reciclaje, reparar las jardineras que pasan semanas rotas, actividades culturales", y en definitiva, "unir nuestras voces para que se puedan mejorar cosas y se tengan en cuenta nuestras iniciativas para construir barrio".

Otro diagnóstico de la situación

"Queremos desarrollar estrategias que mejoren el barrio, nuestra área, donde nos ganamos la vida, estamos convencidos de que cuanto mejor esté para los negocios será mejor para todos". En el diagnóstico de la situación, la asociación tiene su visión: "Este barrio se ha revalorizado, cada vez vienen a vivir más jóvenes y surgen más comercios tras los que se están emprendedores que invierten sus ahorros; inevitablemente, es un polo de atracción".

El presidente de la asociación es Óscar Novo, de La Tacaña (AN)

"Creemos que hay más gente contenta en el barrio que disgustada; nosotros por ejemplo en La Urbana trabajamos cien horas a la semana, no solo las tres horas que dicen que molestamos; aquí vienen señores de 80 años a tomarse un café y están encantados, es una zona para todos", reivindica el portavoz.

"Sí que es cierto que hay un problema con el botellón, hay una realidad y es normal que haya gente enfadada, a hosteleros como nosotros también nos supone muchos inconvenientes: si están bebiendo en la calle es gente que no consume en el bar, muchas veces tenemos que limpiar vómitos y suciedad, somos los primeros interesados en que todo esté ordenado".

Vivir