El Español
Vivir
|
Gastrocoruña

Hosteleros de A Coruña, ante la reapertura parcial: "No podemos abrir a cualquier precio"

Hablamos con varios hosteleros de la ciudad para conocer si este viernes subirán la persiana de su negocio. Hay quien sí retomará su actividad, pero otros prefieren esperar porque no les resulta rentable solo con terraza
Carlos Castro
Ofrecido por:

El viernes regresa parcialmente la hostelería a la ciudad de A Coruña. Después de casi un mes con las persianas bajadas, muchos hosteleros se plantean si volver a abrir este fin de semana, y es que las limitaciones del 50% de aforo en terraza y el cierre a las 18.00 horas no convence al sector. Aquellos locales que no disponen de terraza, ya no podrán abrir; pero tampoco lo harán otros que sí disponen de un reducido espacio al aire libre. No les resulta rentable, dicen.

Es el caso del Valentín, en San Agustín. "El 50% de nuestra terraza son 2 mesas, desafortunadamente representa un porcentaje muy pequeño de nuestras ventas. Tendremos que esperar una semana más", comenta Ana Silva. Este popular local esperará a la siguiente fase de la desescalada, cuando se permitirá la apertura del interior con una aforo del 30%.

Hay otros que sí subirán la persiana este viernes. Es el caso de La Urbana, en la plaza José Sellier. "Abrir al 50% de aforo en terraza nos sale casi peor que estar cerrados", comenta Luis Jarque, copropietario de este famoso local al que a diario suelen acudir muchos coruñeses para disfrutar de una caña a la salida del trabajo. Sin embargo, esa caña tendrá que adelantarse, pues, cumpliendo con las normas de la Xunta, solo estarán abiertos hasta las 18.00 horas.

"Tenemos que abrir", comenta Luis, quien destaca la dura situación que atraviesa el sector de la hostelería, uno de los más golpeados por esta crisis sanitaria. La incertidumbre con la que tienen que trabajar, los cierres repentinos de sus negocios en los últimos meses, les acarrea un "agotamiento psíquico", según nos cuenta este empresario hostelero.

En cuanto a las ayudas, asegura que el Gobierno se preocupa de "salvar a los trabajadores" a través de los ERTEs; pero "a las empresas no las salva nadie", lamenta Luis, quien, al igual que otros muchos hosteleros, denuncia la falta de ayudas a un sector que, incluso cerrado, tiene que hacer frente a los gastos corrientes de su negocio (alquiler, impuestos, cuotas de autónomos...)

Otro que tampoco abrirá este fin de semana será La Teresa, en la calle Capitán Troncoso. Con un aforo del 50% en terraza y el límite horario de las 18.00 horas, las cuentas no dan para este restaurante que cuando más trabaja es el fin de semana en horario de cenas. "Queremos trabajar, pero no podemos abrir a cualquier precio", afirma Diego Lis, copropietario de La Teresa.

"Hemos trampeado el año de mala manera", señala este hostelero, quien ve un futuro "muy negro" para un sector que, a día de hoy, sigue sin recibir las ayudas anunciadas por las administraciones. En el caso de las ayudas económicas del plan de rescate de la Xunta, dice que tienen unos condicionantes que "nos impiden optar a ellas (a las ayudas)". "Estamos tirando de créditos y ahorros. Nos estamos endeudando a futuro", añade.

Vivir