El Español
Actualidad
|
A Coruña

Hartazgo en el Orzán (A Coruña): Peleas, música y carreras de coches de madrugada

Los vecinos del Orzán utilizan las redes sociales para mostrar su difícil rutina diario en el barrio y piden soluciones al gobierno local
Andrea Botana
Ofrecido por:

A pocas semanas de que acabe el año y con el retorno del ocio nocturno hace unos meses tras los momentos más duros de la pandemia que comenzó en marzo de 2020, los vecinos del Orzán denuncian que la mala situación del barrio no ha cambiado. Lo hacen sobre todo con vídeos e imágenes en las redes sociales, con las que quieren mostrar la difícil rutina que llevan a cabo en el barrio, sobre todo por las noches, donde una gran mayoría denuncia que no puede descansar por todo lo que ocurre en la zona de madrugada, desde música a todo volumen a carreras de coches y numerosas peleas.

"Otra pelea a las seis de la mañana de hoy. La de la semana pasada acabó con una agresión por apuñalamiento en Panaderas y empezó aquí también, ¿que tiene que pasar para que dejéis de mirar para otro lado?", han manifestado los vecinos del barrio coruñés a través de las redes sociales de la asociación de vecinos de la Ensenada del Orzán. "Tenemos peleas también. Esta fue a las 06:04, después de la movida musical de las cinco de la madrugada", critican en otros de los tuits que va acompañado de vídeo.

Estas situaciones hacen la convivencia insostenible a los residentes de la zona, que hace unas semanas organizaron una protesta colocando sábanas con mensajes en sus ventanas y reclamando su "derecho al descanso". Asimismo, entre las múltiples reyertas que ocurren en el Orzán, hace poco una casi acaba en tragedia. El protagonista de este triste suceso fue un joven que recibió una paliza grupal a manos de entre 10 y 12 personas tras recibir un fuerte golpe en la cabeza.

Los habitantes de los edificios situados próximos a los pubs de la zona también se hacen eco de la suciedad que dejan las noches de fiesta, con basura y botellas en las calles, al margen de los desperfectos en el mobiliario urbano.

En este contexto, son mayoría los que subrayan que han trasladado esta situación al ayuntamiento de A Coruña y que cada vez que ocurre algo llaman a la policía, aunque han concretado que en muchos casos "directamente no aparece nadie o vienen tarde o que la policía se pasa un rato y se va sin hacer nada".

Actualidad