El Español
Actualidad
|
Galicia

Guardia Civil y Concello niegan que anoche hubiera 'pinchazos' en las fiestas de Cambados

La Guardia Civil pide calma a la población ante los posibles casos de sumisión química y aclara que anoche no hubo ninguna denuncia tras el concierto de Morad
Vehículo de la Guardia Civil.
shutterstock
Vehículo de la Guardia Civil.

En los últimos días se han difundido casos de agresiones en espacios de ocio nocturno llevadas a cabo mediante "sumisión química". Las víctimas recibieron un 'pinchazo' cuando se encontraban en la discoteca y al rato notificaron síntomas de cansancio o incluso desmayos.

Las redes sociales han sido —y están siendo— las plataformas de difusión de mensajes y experiencias como estas, para intentar prevenirlas o informar sobre cómo actuar ante ellas. Los últimos casos, difundidos a través de Instagram, denuncian lo que supuestamente ocurrió anoche en las fiestas del Albariño, en Cambados.

De acuerdo con la información compartida ya por un centenar de personas mediante capturas de pantalla de otros usuarios, se dice que durante el concierto de Morad de anoche hubo incidentes de sumisión química. En una de las imágenes difundidas se relata: "Mazo gente pinchando a todo Cristo, niñas llorando, gente marchándose por miedo; a mi lado niñas agarradas por sus amigas desplomándose al suelo".

Captura de pantalla difundida a través de Instagram.

Versiones oficiales

El Concello de Cambados se ha apresurado a desmentir esta situación en redes sociales compartiendo un post de Emerxencias. En él, comunican que "es totalmente falso que se produjera ningún pinchazo durante el concierto" y ruegan "no alimentar este tipo de bulos sin estar antes contrastado por las autoridades sanitarias o de emergencias".

Por otro lado, desde este diario digital se han contrastado los hechos con la Guardia Civil de la provincia de Pontevedra. También declaran que no tienen constancia "ni de pinchazos ni de denuncias" de anoche en Cambados.

"Se está creando cierta psicosis, la gente está asustada", reconocen desde el cuartel. Por ello piden a la población calma ante este tipo de situaciones, que si bien no niegan que pueden suceder en algún momento, no son tan frecuentes.

A pesar de que no se registraron casos de forma oficial en las Fiestas del Albariño, desde la Guardia Civil señalan que en esta celebración es común que se vivan altercados al haber tanta afluencia de gente y alcohol de por medio. Por ejemplo, un menor resultó herido tras sufrir una supuesta agresión con una botella de vidrio por parte de un hombre.

Situaciones de ansiedad

Europa Press recoge el dato, confirmado por el Sergas, de que tres jóvenes fueron trasladadas al Hospital do Salnés. Dos de ellas mostraban ataques de ansiedad y la otra joven refirió un pinchazo, pero en los análisis realizados no se ha encontrado ninguna sustancia química.

En momentos previos a las actuaciones de Beny JR y Morad se extendió el rumor entre los asistentes de que se estaban realizando "pinchazos" a jóvenes, lo que creó un ambiente de gran nerviosismo. Ante lo sucedido, y tras la finalización del concierto, Europa Press consultó al concejal de Cultura de Cambados, Tino Cordal —que se encontraba en la plaza— sobre lo que había sucedido. Así, el integrante de la corporación municipal confirmó que se trataron de casos de "histeria colectiva".

En este análisis de los hechos coincidió el concejal de Economía cambadés, Xurxo Charlín, también presente en la plaza. En la misma línea, personal de emergencias encargado de velar por la seguridad en el recinto ratificó que "todos los síntomas presentados eran compatibles con ataques de ansiedad".

Presentes en el concierto reconocen que ante la extensión del rumor de que se estaban produciendo pinchazos, sintieron "miedo" y vieron como mucha gente estaba abandonando el recinto.

Paradas en las actuaciones

Europa Press también recoge que, además del temor generado por el "bulo" de las agresiones, algunos puntuales incidentes entre el público llevaron al cantante Beny JR a realizar pequeñas paradas de su actuación. "¿Vamos a estar así todo el concierto?", llegó a reprobar desde el escenario el artista poco antes de las 23:00 horas.

Ante la parada de su actuación, el público pidió "canta, canta", pero el artista solicitó comprensión: "Esperad, que a lo mejor es algo serio". Comprobada la normalidad de la situación, retomó su actuación.

En torno a medianoche, también Morad dijo desde el escenario: "¿Qué pasa ahí? Ayudadlo". El comentario se quedó ahí y no impidió que el cantante prosiguiese con su actuación hasta pocos minutos después con total normalidad.

Actualidad