El Español
Actualidad
|
Galicia

Guarderías gallegas: Un nuevo curso con grupos burbuja y posibilidad de dejar carritos

Otros cambios consisten en que los profesionales no tendrán que realizar la encuesta de autoevaluación, no será necesario que se hagan entradas y salidas graduadas del personal y se permitirán actividades grupales en el colegio
Escuelas infantiles municipales.
Concello A Coruña
Escuelas infantiles municipales.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

La clave del funcionamiento de las escuelas infantiles gallegas para el próximo curso será, en el marco de la pandemia, mantener los conocidos como grupos 'burbuja' --es decir, las unidades estables de convivencia--, así como las pautas reforzadas de higiene y otras medidas, como la distancia de seguridad entre trabajadores o el control de acceso al centro a proveedores y terceros.

Eso sí, se relajarán otras exigencias incorporadas debido a la covid-19 y el nuevo protocolo articulado por la Xunta posibilita dejar los carritos en el centro o que los pequeños mantengan el calzado que traen puesto de casa, entre otras novedades. El protocolo recibió el visto bueno del comité clínico en su última reunión del pasado martes y, según ha destacado el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, en una entrevista con Europa Press, el objetivo sigue siendo preservar la seguridad de los niños de 0 a 3 años, por lo que se prima "que estén en el mismo entorno de compañeros", y también que el personal de los centros extreme las medidas de seguridad.

"Hay que insistir en que, pese a la vacunación de padres, abuelos y hermanos es importante preservar la seguridad", ha esgrimido el presidente gallego. Con todo, habrá otros cambios en las escuelas infantiles autonómicas, ya que, desde septiembre, los profesionales no tendrán que realizar la encuesta de autoevaluación, no será necesario que se hagan entradas y salidas graduadas del personal, se permitirán actividades grupales en el colegio y las asociaciones de progenitores podrán realizar reuniones en el centro, siempre que sean fuera del horario de atención educativa.

Plus de higiene y ventilación

Con el fin de seguir en la misma línea, se mantienen algunas medidas del plan inicial y seguirá siendo necesaria la ventilación (con la natural como opción preferente), la limpieza y la desinfección de manos y de los espacios. También será obligatorio el uso de mascarillas para el personal, deberá efectuarse un control adecuado de acceso al centro de proveedores y terceros, y se mantendrá la distancia de seguridad entre el personal del centro, además de evitar coincidir en espacios reducidos.

El protocolo autonómico ha sido actualizado conforme a los avances en vacunación y a la evidencia científica, según se argumenta en la introducción del documento, en el que se subraya que los datos de casos y brotes durante el pasado curso "confirman la baja incidencia" en las guarderías y reafirman que los centros educativos son "espacios seguros y pueden y deben garantizar su funcionamiento".

Pasos a dar ante sospechas de Covid-19

También relata los pasos a dar en los casos sospechosos de covid-19 fuera o en el centro en personas vinculadas con el mismo. Si los síntomas aparecen en un alumno, deberá ser trasladado a la sala habilitada para el aislamiento y el acompañante usará una mascarilla tipo FFP2 junto con una pantalla. El 'responsable covid' que debe tener el centro procederá a informar a la familia, que deberá hacerse cargo del menor lo más pronto posible. Si se confirma un positivo en el centro, dicho 'responsable covid' llamará a la central de seguimiento de contactos para identificar los contactos estrechos del ámbito educativo.

No acudir al centro con más de 37,5

Entre las pautas que continúan está también la obligación de las familias de tomar la temperatura de los niños en casa antes de llevarlos a la escuela infantil. No acudirán los que tengan más de 37,5º, tos o síntomas respiratorios. De igual modo, aquellos que mantuvieron contacto con una persona afectada dentro o fuera de la unidad familiar deberán permanecer en el domicilio.

Previa a la nueva incorporación al centro, las familias firmarán una declaración responsable y, de ser detectada fiebre u otros síntomas, deberán presentarse a la mayor brevedad, por lo que deberán estar localizables en todo momento.

Actualidad