El Español
Opinión
|
Tribuna Abierta

Mariah, calienta que sales

Mariah Carey y su "All I want for Christmas is you" deberían ser estudiados en las escuelas de negocio
Pedro Arenas Barreiro
Por Pedro Arenas Barreiro

Llega la navidad!.... Y como dice mi colega B.S.: “-Mariah, calienta que sales”…

En 1994, Mariah Carey compuso (y registró) el villancico más rentable de la historia: “All I Want for Christmas Is You”, una auténtica innovación para un sector (el villancico) fuertemente anclado en el tradicionalismo popular. 

En el video musical original (con casi 700 millones de reproducciones en todo el mundo a día de hoy) una “inocente” Mariah juega en la nieve mientras prepara en su pequeña cabaña la llegada de Santa Claus, ajena seguramente a todo lo que esa cantinela iba a suponer a nivel de negocio para su futuro.

Al igual que con las patentes, los compositores musicales registran sus creaciones (letra, música, etc) para protegerlas de plagios e imitaciones y reciben ingresos, regalías o royalties por los diversos usos o reproducciones de las mismas. En el caso de Mariah, haciendo un cálculo aproximado, recibe 0,091$ por cada una de las reproducciones de su villancico.

Tenemos que considerar que la canción fue un éxito instantáneo (sin duda había un hueco de mercado) y “All I want for Christmas Is You” fue el primer villancico en 60 años que entró en la lista de éxitos Billboard, alcanzando además el récord Guinness como la canción más escuchada en un solo día en Spotify (10,8 millones de reproducciones el 24 de diciembre de 2019). De este modo, puedes imaginar que la canción ha sido y es uno de los negocios musicales más rentables de la historia… pero hasta Mariah sabe que incluso los productos más asentados necesitan innovar, renovarse y readaptarse para seguir manteniendo su liderazgo y crecer (más aún en rentabilidad).

Por eso, una ya “menos inocente” Mariah fue diseñando a lo largo de estos más de 25 años una inteligente estrategia que ha permitido que navidad tras navidad, el éxito (y los ingresos) de su top-selling no decaigan y que te puedo resumir en 3 líneas clave aplicables a otros muchos negocios

1. Revitalizar su producto a través de revisiones que lo mantengan siempre actualizado. En este sentido, por ejemplo, en el año 2019 Mariah lanzó una nueva versión modernizada del video musical original que cuenta con la friolera de más de 175 millones de reproducciones en YouTube. A ello siguieron otras muchas versiones especiales para discos recopilatorios, especiales navideños, etc... que mantienen el producto siempre “vivo” y actual.

2) Ampliar el público objetivo accediendo a nuevos perfiles de cliente, fundamentalmente a través de dos vías:

  • a) Colaborar con otros artistas en duetos, como hizo en 2011 con Justin Bieber, que en aquel momento estaba posicionado en un target nuevo para Mariah como son las adolescentes ávidas de encontrar nuevos ídolos musicales. Mariah ha realizado duetos con más de 10 artistas, todos ellos con público complementario al original de la cantante, ampliando de ese modo su alcance de mercado.
  • b) Ceder parte de los derechos de la canción a otros cantantes para la edición de adaptaciones a otros estilos diversos, alejados del posicionamiento artístico de Mariah. En este sentido podemos destacar versiones tan adultas como la realizada en 2012 por Michael Bublé (sin duda mi preferida) o más enfocadas al pop ligero como la de la girl band estadounidense Fith Armony en 2014.

En total, más de 25 artistas de reconocida fama han editado su versión propia contribuyendo con ello a que los royalties de Mariah provengan de nuevos públicos y con ello, diversificando su negocio.

3) Ampliar el pico de ventas. Quizás esta se trata, a mi modo de ver, de la estrategia de negocio más inteligente que ha empleado Mariah y es que, mal que le pese a muchos alcaldes, quien corta la banda que inaugura oficialmente la navidad es Mrs. Carey desde hace más de 25 años, recordándonos con su melodía que todo lo que quiere es a nosotros (y nuestro dinero). Consciente de ello, la gran apuesta de Mariah es lograr cada año una mayor cobertura temporal de su nicho de negocio, alargando el periodo navideño a través de adelantar cada vez más su comienzo. De este modo, su cantinela sonará durante más tiempo (pronto la escucharemos por primera vez en pleno agosto) y así, como hemos comentado antes, generará más ingresos. Este año, la verdad es que Mariah se ha lucido (en todas sus acepciones) dando el pistoletazo de salida navideño el mismo día de Halloween con la publicación, el 1 de noviembre, de un teaser en el que destroza calabazas con un bate de béisbol y declara unilateralmente “It’s (Xmas) time”. De este modo, todos sabemos que este año, el periodo navideño durará casi 3 meses y que comercios, calles y centros comerciales de todo el mundo pueden comenzar a darle al play a su canción más representativa. Imagino los royalties cayendo sobre su cuenta corriente con más intensidad que los copos de nieve sobre los Alpes. 

Con todo ello, “All I want for Christmas Is You” genera actualmente unos royalties para Mariah y Walter Afanasieff (co-compositor) de 2,5 millones de dólares al año solo en EEUU. A eso, habría que sumar los derechos de cada país en el que se reproduce (sólo UK son 500.000 libras al año más).

En total, la canción es un negocio en pleno auge que ha generado aproximadamente 250 millones de dólares en ingresos hasta hoy y 9 millones más que le caerán este año.

Por eso, Mariah Carey debería de ser estudiada en las escuelas de negocio. Por eso, su estrategia pueda tal vez ayudarte a innovar constantemente sobre tus productos, acceder a nuevos públicos y colaborar con otros para crear negocio juntos.

¿Te imaginas que tu próxima patente genera eso?

All I Want for Xmas is That!

Pedro Arenas Barreiro
Pedro Arenas Barreiro
LinkedIn
Pedro Arenas es, ante todo, un tío de acción (y nunca utiliza dobles aunque haya muchas escenas de riesgo). A lo largo de sus más de 15 años de carrera, ha sido autónomo, emprendedor, empleado por cuenta ajena e incluso responsable público en la Axencia Galega de Innovación. Ha sido el promotor principal de 2 empresas (Ingenyus, Marketing Inteligente y Qubiotech) y ha participado en la constitución de otras dos startups de base tecnológica. Actualmente colabora con diversas compañías en el asesoramiento y fortalecimiento de sus capacidades estratégicas y de innovación.