El Español
Opinión
|
Tribuna Abierta

Galicia, enclave estratégico de la Inteligencia Artificial en Europa

Un análisis sobre la oportunidad que tiene la comunidad de gallega para avanzar en la transformación digital tras ser elegida A Coruña como sede de la AESIA
Alberto Borrego
Por Alberto Borrego
Inteligencia Artificial (IA).
Inteligencia Artificial (IA).

Inteligencia Artificial o IA, es algo que resuena por todos lados y que escuchamos de manera diaria, hasta haber sido elegida por FundéuRAE como “palabra” del año 2022.

Los expertos certifican que esta tecnología tendrá – y ya tiene- un gran impacto en nuestras vidas. Pero ¿qué es la Inteligencia Artificial? A pesar de que no existe una definición universalmente aceptada, en general, se asocia la IA con sistemas capaces de analizar el entorno y actuar, con mayor o menor autonomía, para conseguir un objetivo. El concepto IA no fue acuñado hasta los años 50 del sigo pasado, pero la posibilidad de construir máquinas capaces de “pensar” es algo que ha fascinado desde siempre al ser humano

¿Y por qué la Inteligencia Artificial se ha convertido en una tecnología estratégica? Básicamente porque el desarrollo de la capacidad de cómputo, los avances en nuevos algoritmos y la disponibilidad de datos hacen que su campo de aplicación sea hoy día prácticamente universal. Todos los actores socioeconómicos se han dado cuenta de la importancia de la IA. Tanto es así que las organizaciones privadas y las instituciones públicas, llevan años trabajando de manera continuada para aprovechar las posibilidades de esta tecnología. Esto se ejemplifica en el creciente número de empresas que utilizan la IA en su operación en Galicia. Según la Xunta de Galicia, el último año las empresas gallegas usaron un 50% más de IA en sus procesos operativos. Pero no solo esto, sino que, poniendo en contexto, en un ranking estatal, el uso de esta tecnología sitúa a Galicia en la quinta posición a nivel España, ya que 1 de cada 10 empresas usa IA.

La Xunta es una administración activa en este ámbito, como se refleja en la estrategia GalicIA para impulsar la IA en la comunidad durante esta década. Esta iniciativa unida a las existentes a nivel estatal y local en un ecosistema académico y empresarial altamente competitivo habilita las condiciones necesarias para conseguir los mejores resultados. Y esto se refleja claramente en la reciente adjudicación a la ciudad de A Coruña de la sede de la Agencia Española de Supervisión de la Inteligencia Artificial (AESIA), la primera en la Unión Europea dedicada a la IA.

La puesta en marcha de la AESIA supone un paso adelante de vital importancia para situar a España al frente de la implementación del Reglamento Europeo de IA, que previsiblemente entrará en vigor en 2024 con el objetivo regular el uso de la Inteligencia Artificial en Europa. Para ello, se propone a los Estados miembros la selección de una “autoridad nacional” que supervise la aplicación de la norma, coordine las actividades encomendadas a los Estados miembros y represente al Estado ante el Comité Europeo de Inteligencia Artificial.

Y es que el desarrollo de la Inteligencia Artificial no está exento de riesgos que es necesario gestionar, en particular, aquellos que puedan afectar a derechos fundamentales de las personas. Por esto, el Reglamento identifica prácticas prohibidas para la IA en Europa y establece mecanismos para gestionar las diferentes aplicaciones en función de su nivel de riesgo, obligaciones de transparencia, gobernanza y códigos de conducta. Todo ello en un contexto de apoyo a la innovación tecnológica que permita el desarrollo de la IA en Europa.

Por tanto, el establecimiento de la sede de la AESIA en A Coruña pone a la ciudad, y a Galicia, en el centro de una estrategia, no sólo española, sino también europea, con un alto impacto en nuestro futuro social y económico.

Por otra parte, nos encontramos en un momento clave desde el punto de vista de la aplicación de las tecnologías digitales a la transformación de la sociedad. Todos los planes a nivel europeo, nacional, autonómico o local contemplan la transformación digital como una palanca fundamental para alcanzar los objetivos estratégicos de la próxima década. Y esto es algo que debe plantearse de forma estructural y con visión a largo plazo.

Según el estudio Empresas TIC sobre a Sociedade da Información en Galicia del OSIMGA, el sector TIC representa el 2,69% del PIB gallego, lo que supone un impacto significativo, pero aún con un gran potencial de crecimiento y de integración real, tanto en los procesos productivos de la economía gallega como en los servicios públicos.

Y esto sólo será posible si contamos con personas con la formación adecuada. El talento es fundamental para aprovechar con éxito la oportunidad única que tenemos por delante para convertir a Galicia en un referente tecnológico, económico y social en Europa.

La Comisión Europea estima en 20 millones el número de empleos del sector digital en la UE para el año 2030, es decir, un 10% del total. En un escenario de convergencia extrapolado a Galicia estamos hablando de 100.000 especialistas, que suponen cinco veces más que los existentes en la actualidad.

Ahora, más que nunca, es el momento de impulsar las vocaciones tecnológicas que permitan establecer la conexión entre cualquier sector de actividad y el mundo digital. Vocaciones inclusivas que superen los sesgos en el acceso a las profesiones digitales.

Y la clave para que esto suceda está en la acción coordinada de todos los agentes del ecosistema: es fundamental que las universidades sigan promoviendo la investigación y la formación de talento de alta cualificación, pero también es muy importante el papel de la Formación Profesional para materializar gran parte de las aplicaciones industriales de la tecnología digital, y también la capacitación de profesionales procedentes de otros ámbitos económicos o sociales (reskilling). Y como no, el papel de las empresas y de las Administraciones Públicas como catalizadores del uso la tecnología en la mejora de los procesos productivos y de los servicios públicos.

Aunque la transformación digital no es sólo cuestión de profesionales. También es necesario potenciar las capacidades digitales de la población en general y trabajar para que todas las personas, independientemente de su circunstancia, sean capaces de extraer el potencial que las tecnologías digitales, y la Inteligencia Artificial en particular, puede proporcionarles en su vida diaria.

Tenemos una oportunidad única para hacer que esto sea posible convirtiendo a A Coruña y Galicia en un enclave estratégico para las tecnologías digitales en Europa.

Alberto Borrego
Alberto Borrego
LinkedIn
Doctor en CC. Físicas por la Universidad Complutense de Madrid. Comenzó su carrera profesional en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas en la investigación y desarrollo de nuevos materiales para el sector aeroespacial. Ha trabajado durante los últimos veinte años como consultor en la transformación del sector sanitario mediante el desarrollo de soluciones innovadoras y la aplicación de tecnologías digitales para la mejora de los resultados en salud. En esta línea ha desarrollado proyectos para organizaciones de diferentes países en Europa y América Latina. Es socio de NTT DATA, donde dirige la división de salud y servicios sociales en Europa con una clara apuesta por la puesta en marcha de un nuevo modelo sanitario impulsado por la utilización de tecnologías digitales y la analítica de datos. En la actualidad dirige también la oficina de NTT DATA en Galicia y Asturias, desde donde la compañía colabora con clientes de diferentes sectores con el objetivo de convertirse en un polo de atracción de talento con proyección internacional. Participa en programas universitarios de mentoring de jóvenes profesionales interesados en desarrollar su carrera profesional en el mundo de la transformación digital. Forma parte del clúster TIC de Asturias, del clúster TIC de Galicia y del clúster de Salud de Galicia.
Más artículos de opinión de Alberto Borrego