El Español
Actualidad
|
Galicia

Covid-19: Galicia tardaría 5 años en vacunar a toda su población al ritmo actual

Pese a que la comunidad gallega progresa más rápido que la media nacional, y España es el séptimo país que más ha vacunado del mundo, el ritmo es por ahora muy lento.
Una persona recibe la vacuna del coronavirus, en una foto de archivo.
Una persona recibe la vacuna del coronavirus, en una foto de archivo.

Este lunes fue el Blue Monday, considerado el día más triste del año por una serie de parámetros matemáticos, pero este sábado 23 de enero no debe de estar demasiado lejos. La tercera ola de coronavirus sigue creciendo sin control en Galicia y el resto de España, con casi 2.000 nuevos casos de coronavirus en toda la comunidad y situaciones realmente alarmantes en áreas sanitarias como A Coruña, Ferrol u Ourense. Las reuniones de la época navideña han pasado factura y desencadenado un crecimiento de contagios que todavía no parece tocar techo, y nos esperan semanas muy duras hasta que baje el número de casos activos y volvamos a la relativa tranquilidad que Galicia ha tenido en los últimos meses.

Desde el pasado otoño se empieza a ver la luz al final de este túnel llamado COVID-19 gracias a la aprobación de diferentes vacunas, y a finales de diciembre comenzaba la vacunación en diferentes países del mundo, entre ellos España. Ha pasado casi un mes desde entonces y, aunque el número de dosis administradas crece cada día, el ritmo de vacunación es mucho más lento que el esperado.

https://datawrapper.dwcdn.net/iSg5l/16/

Harían falta 270 semanas para vacunar a toda Galicia

España es en estos momentos, y según datos de OurWorldInData, el séptimo país que más vacunas por habitante ha administrado (2,49 dosis por cada 100 personas), y dentro de todo el país Galicia está incluso por encima de esa media, con 2,69 dosis por habitante. Según los datos del Ministerio de Sanidad, por el momento hay un total de 58.190 gallegos que han recibido la primera dosis de la vacuna y 7.204 que han recibido la pauta completa y en unos días pasarán a tener la inmunidad del 95% que confiere la vacuna de Pfizer.

Estos datos son actualizados todos los días laborables por parte del Ministerio de Sanidad y aumentan diariamente, pero extrapolados a los 2,7 millones de gallegos se convierten en una tarea titánica: esta semana se han administrado en Galicia alrededor de 15.000 dosis, la anterior unas 25.000 y la anterior a ésta alrededor de 20.000. Haciendo una media de 20.000 dosis semanales, y dos dosis por persona, harían falta alrededor de 270 semanas, cinco años y dos meses, para vacunar a todos los gallegos si no se lograse incrementar este ritmo inicial.

https://datawrapper.dwcdn.net/2O0Kv/17/

El suministro de vacunas, el principal problema

Más allá de las polémicas sobre personas que aprovechan su posición para vacunarse cuando no les toca, y de otros errores en el proceso de vacunación, el verdadero problema de toda España es el suministro de vacunas. Hace unos días Pfizer avisaba de que entregaría menos vacunas a los países europeos debido a unas obras en su fábrica, y esto ha provocado un cuello de botella que ha causado que esta semana se hayan administrado menos vacunas en toda España. Algunas autonomías han tenido que suspender el inicio de algunas vacunaciones para asegurarse de tener segundas dosis suficientes para los que ya han recibido la primera.

El suministro de vacunas aumentará cuando Pfizer vuelva al ritmo normal de producción, y también cuando comiencen a llegar con mayor abundancia las unidades de la vacuna de Moderna, la otra de las aprobadas por la Unión Europea. En el horizonte quedan otras vacunas como la de Astrazeneca/Oxford, la de Jannsen/J&J y la de Sanofi Pasteur/GSK, todavía pendientes de aprobación por Europa. Una vez reciban luz verde, el suministro de vacunas aumentará y esto permitirá un ritmo de vacunación mayor.

Aunque el porcentaje del 2,49 dosis por 100 habitantes que se ha conseguido por el momento sea una cifra muy baja, los esfuerzos se están destinando primero a los colectivos más vulnerables -los que más riesgo tienen de ocupar una cama de hospital- y también a los encargados de pelear en primera línea contra la pandemia, los sanitarios.

Israel, el ejemplo a seguir y el futuro que nos espera

Pese al bajo ritmo de vacunación que está teniendo todo el territorio nacional, España es uno de los países que más avanzado está en esta particular carrera por la vacunación mundial. Las 2,49 dosis por 100 habitantes que ha suministrado España por el momento la sitúan por delante de países cercanos como Italia (2,17), Alemania (1,79) o Francia (1,42). No se trata de un problema particular de España, sino de la gran mayoría de países del mundo.

En primera posición y exageradamente por delante del resto se encuentra el estado de Israel, que ha administrado la friolera de 38,83 dosis por cada 100 habitantes, con un 10,39% de su población ya vacunada al completo. Israel ya ha completado casi una quinta parte del trabajo de vacunar a toda su población (38,83 es casi un 20% de 200 dosis por 100 habitantes).

Los motivos del éxito israelí en la campaña de vacunación son una mezcla entre aprovisionamiento y organización. Israel tiene un suficiente suministro de vacunas y prácticamente las administra las 24 horas al día y los siete días de la semana. El país lleva semanas en estricto confinamiento para detener su tercera oleada de coronavirus, y en los últimos días se empieza a notar un descenso de nuevos diagnósticos de COVID-19.

El caso israelí es además muy interesante, porque lo que suceda en el país una vez avance el proceso de vacunación nos servirá para conocer de antemano cómo influye la creciente inmunidad en detener la propagación del virus, y así saber cuánta prisa deberíamos darnos en España por acelerar nuestro propio ritmo de vacunación.

Actualidad