El Español
Actualidad
|
Galicia

Galicia registró un julio "extremadamente cálido" y "muy seco", con un 66% menos de lluvias

Las temperaturas máximas fueron de media 3,9 grados superiores a lo habitual, mientras que las mínimas estuvieron 1,54 grados por encima
Ola de calor extrema en Galicia.
EP
Ola de calor extrema en Galicia.

VIGO, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Galicia registró un mes de julio "muy seco" en lo que respecta a las precipitaciones y "extremadamente cálido" en cuanto a las temperaturas, con una ola de calor histórica entre los días 11 y 15, según concluye el avance del último informe climatológico de MeteoGalicia.

Con datos recogidos en las 11 estaciones meteorológicas representativas de la Comunidad, la anomalía media de la temperatura del mes pasado fue +2,7 grados centígrados. En este sentido, las temperaturas máximas fueron de media 3,9 grados superiores a lo habitual, mientras que las mínimas estuvieron 1,54 grados por encima. "Tanto en las máximas como en las medias la anomalía en julio fue la más elevada de la serie desde 1981", ha asegurado la Xunta en un comunicado.

En concreto, el valor medio de las temperaturas máximas fue de 28,1 grados, registrándose las más altas en las riberas del Sil, en el Miño ourensano y en la comarca de Verín, con cifras cercanas a los 36 grados. Por el contrario, los valores más bajos se dieron en la Mariña lucense y en la comarca de Ortegal, con datos próximos a los 18,9 grados.

En cuanto a las temperaturas mínimas, el valor medio de toda Galicia fue de 14,6 grados, registrándose los más bajos en la comarca de A Limia, con 8,4 grados, y los más altos al sur de la provincia de Pontevedra, donde en las localidades de O Condado y en la comarca de Vigo llegaron a los 18,9 grados.

Lluvias escasas

En el apartado de precipitaciones, en julio se registró un 66% menos que la media del valor climático normal, con un reparto "muy desigual". Las más importantes se produjeron durante la mañana del día 3 y en la tarde-noche del 14, pero no afectaron por igual a toda la Comunidad.

"Algunos lugares quedaron con precipitaciones muy escasas o mismo nulas y otros puntos se acercaron a la normalidad o incluso fueron húmedos", ha explicado la Xunta, que ha señalado a Vigo y a O Condado como zonas en las que no se han registrado lluvias el mes pasado.

"La gran anomalía positiva en las temperaturas y la escasez de precipitaciones tienen su explicación en las altas presiones, que fueron predominantes durante el pasado mes, impidiendo la llegada de influencias atlánticas y allegando masas de aire muy cálido procedentes del norte de África y del sur de la península Ibérica", han añadido desde la Consellería de Medio Ambiente del Gobierno gallego.

Actualidad