El Español
Actualidad
|
Galicia

Galicia clama contra los crímenes machistas con concentraciones en todos los municipios

Mandatarios políticos municipales, como Caballero y Lores, censuran el negacionismo de algunos sectores y formaciones: "Eso es fascismo"
Concentración contra los últimos casos de violencia machista
EP
Concentración contra los últimos casos de violencia machista

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

La comunidad gallega se ha sumado al llamamiento de la Federación Española de Municipios y Provincias con decenas de concentraciones para denunciar los últimos crímenes machistas registrados en el Estado: el asesinato de las niñas Anna y Olivia y el de la joven Rocío Caíz, de 17 años, y la que mató su exnovio.

En Vigo, representantes políticos del Ayuntamiento protagonizaron un minuto de silencio en la Praza do Rei de la ciudad olívica, en recuerdo a las víctimas de esta lacra social y para clamar contra un crimen que califican de intolerable.

El regidor y presidente de la FEMP, Abel Caballero, ha advertido de que la violencia machista y la vicaria representan "un atentado, un crimen de lesa humanidad", y ha recordado que, solo en el último mes, 5 mujeres han sido asesinadas.

Asimismo, ha querido enviar "un abrazo" y el "afecto" de la ciudad de Vigo a la madre de Anna y Olivia, que está sintiendo "un dolor inhumano, imposible de medir".

Lugo acogió una concentración a las puertas del consistorio en la Plaza Mayor, en la que participó prácticamente toda la corporación de además de la subdelegada del gobierno, Isabel Rodríguez, que concluía con una explosión de aplausos.

La alcaldesa, Lara Méndez, se mostró "sin palabras" para tratar de describir el "dolor" que siente la "ciudad" ante estos crímenes y ha apelado a la urgencia de dar "una respuesta contundente" y "unánime como sociedad" ante esta lacra.

"Esta repulsa tajante, categórica y sin paliativos, y que tenemos que mostrar ya no solo con palabras, ni con minutos de silencio sino que tiene que haber una respuesta contundente de una sociedad para proteger y acabar con esta cultura patriarcal y esto tiene que venir de la educación", ha insistido, para instar a trabajar en la educación de los jóvenes y en la protección de las mujeres.

La imagen se repetía en toda la geografía gallega, como en A Coruña, donde toda la corporación y trabajadores del Ayuntamiento se concentraron a las puertas del Pazo Municipal, o en Santiago de Compostela, donde se dieron cita representes de todos los grupos municipales.

"La violencia de género es la expresión más extrema de la desigualdad social que sufren las mujeres y estos asesinatos se producen porque la violencia sigue siendo utilizada como un mecanismo de control y dominación sobre las mujeres", censuró el Ejecutivo local.

"Hartas del patriarcado"

La convocatoria fue secundada, a su vez, ante las diferentes sedes de las diputaciones gallegas.

Miembros de la corporación provincial coruñesa y personal de la entidad se concentraron ante la sede institucional para mostrar su rotunda condena, y en recuerdo a los 41 niños asesinados desde 2013 y a las 1.096 mujeres desde 2003 a causa del machismo.

La Diputación de Pontevedra también se sumó a la iniciativa, del mismo modo que el Ayuntamiento de la ciudad. La presidenta, Carmela Silva, ha advertido de que las mujeres están "hartas del patriarcado" y "del machismo" y, además, de la violencia vicaria "que tiene como objetivo hacer el mayor daño posible" hacia ellas.

El regidor local, Miguel Anxo Fernández Lores, ha advertido de que es "inasumible" que sigan pasando estas cosas en pleno siglo XXI y ha considerado que "algo se está haciendo mal" o no se están destinando "esfuerzos suficientes para que esto desaparezca". "Tenemos que reinventar como luchar contra el patriarcado y la violencia machista", ha considerado.

Por su parte, el presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, participó en la protesta ante la sede de la institución provincial, para mostrar su solidaridad con las víctimas de esta lacra social, del mismo modo que la corporación de la Diputación de Lugo y sus trabajadores.

"Eso es fascismo"

Algunos de os mandatarios políticos que participaron en la convocatoria de este lunes se han referido, además, a las formaciones políticas que niegan la existencia de la violencia de género.

Abel Caballero fue contundente al respecto: "Eso es el fascismo, que tiene muchas derivadas y una es esa, negar la violencia de género y desatender a tantas mujeres maltratadas".

Según ha subrayado, "en un Estado de Derecho, la lucha contra las violencias machistas tiene que ser un elemento central, un factor social", por lo que ha expresado el rechazo, desde la política y la sociedad, "a los que niegan la evidencia de la violencia machista y el terrible dolor que produce".

Por su parte, Fernández Lores ha advertido de que "no es de recibo" mantener "posiciones negacionistas hacia un tema de este tipo", puesto que "genera más dificultad" a la hora de luchar contra ello, y ha instado a toda la sociedad a "rechazar" este tipo de postulados.

Actualidad