El Español
Vivir
|
Escapadas

Fragas do Eume (A Coruña), un bosque mágico para descubrir, también, en otoño

El cambio de estación ofrece la posibilidad de admirar la transformación en el paisaje y conocer las costumbres en torno a productos tradicionales como la miel o las castañas
Puente de piedra sobre el río Sesín.
Turismo de Galicia
Puente de piedra sobre el río Sesín.
Ofrecido por:

El verano ha dado paso al otoño y en la planificación de escapadas por Galicia se deben tener en cuenta las nuevas condiciones meteorológicas, propias de la estación. Hay lugares mágicos, como el entorno del Parque Natural Fragas do Eume (A Coruña), a los que el cambio de temporada les otorga otro matiz, una nueva paleta cromática que merece la pena descubrir.

Más 9.000 metros cuadrados y tan solo medio millar de habitantes, para un territorio que mantiene su esencia como uno de los bosques de ribera mejor conservados de todo el continente europeo.

Si en verano es habitual apostar por deportes acuáticos, o una jornada de playa en alguno de los municipios cercanos al Parque, con la bajada de las temperaturas y la llegada de las lluvias existen alternativas para poder empaparse de este paraje natural.

La esencia de la miel, en As Pontes

Imagen de archivo da 'Casa do Mel'. Foto: Facebook 'Casa do Mel'.

Situada en el municipio de As Pontes (A Coruña), 'A Casa do Mel' de Goente se encuentra muy próxima a uno de los accesos al Parque Natural Fragas do Eume. Una opción para iniciar la visita y conocer, de primera mano, los secretos de uno de los productos gastronómicos estrella de Galicia.

Durante el mes de octubre, a mayores de la visita a la Casa-Museo con exposiciones permanentes, está prevista la celebración de la 'XXII Xornadas Apícolas do Eume' para abordar cuestiones de interés como la apicultura ecológica o la fabricación de hidromiel.

Los misterios del río Sesín, en A Capela

Puente de piedra en el río Sesín. Foto: Turismo de Galicia.

Veintiocho especies de helechos, setas y hongos, carballos, loureiros o castiñeiras, envuelven de magia el corazón del parque natural que cuenta, además, con algunas curiosidades dignas de observar como el puente de piedra y la fervenza de A Mazoca, en el municipio de A Capela.

El Parque Etnográfico del río Sesín ofrece la posibilidad de practicar senderismo en un entorno privilegiado y conocer, además, los vestigios de la actividad humana en la zona, a través de la senda de los molinos.

Durante el recorrido, además de poder observar el cambio que el otoño produce en el entorno, una serie de paneles explicativos permitirán descubrir algunas de las prácticas típicas de la estación, como o soutelo. Una técnica tradicional que se desarrollaba, a finales del mes de octubre, para preparar el alimento para el consumo, vareando los árboles y colocando los erizos cerrados en las curripas, unas construcciones elípticas que se cubrían con helecho para secar el fruto.

Arquitectura, en el corazón del bosque

Vista aérea del monasterio de Caaveiro.

Los amantes de la arquitectura y el patrimonio histórico tienen, también, en As Fragas do Eume, una buena opción turística. Los monasterios de Caaveiro y Monfero permiten conocer cómo el clero habitó estos bosques en busca de paz y tranquilidad, dejando dos interesantes joyas arquitéctonicas en el lugar.

El monasterio de Caaveiro está ubicado en plena naturaleza, con el discurrir del río muy próximo, esta construcción se remonta al siglo X y, durante la segunda quincena de septiembre, puede visitarse todos los días de la semana de 11.00 a 19.00 h.

El monasterio de Monfero cuenta con una fachada de estilo barroco, única en toda la Comunidad Autónoma. Su interior alberga, además, la oficina municipal de turismo de la localidad que permanecerá abierta hasta el mes de noviembre, siendo el inicio del otoño un buen momento para conocer el lugar.

La importancia del agua

Central hidroeléctrica de San Bartolomé. Foto: Ecoener.

Desde la agrupación 'Luar na Fraga', proponen una visita a las Fragas do Eume, muy centrada en el agua. Con una duración aproximada de tres horas y media, el 'Camiño de A Ventureira', parte de la antigua central hidroeléctrica de A Capela.

Lugar en el que iniciar un camino en el que conectar con la naturaleza y recalar en otra explotación hidroeléctrica, la de 'San Bartolomé'. El lugar puede servir como punto de descanso para reponer fuerzas y se emplaza en punto de confluencia del río Eume con su afluente, el San Bartolomé o rego do Parrote.

Experiencia gastronómica en la 'Cantina do Río Covés'

'Cantina do Río Covés'. Foto: Facebook.

En el municipio de Pontedeume, hay un establecimiento idóneo para hacer una parada gastronómica para reponer fuerzas y disfrutar del producto local en un lugar con historia.

La 'Cantina do Río Covés', se emplaza en un antiguo astillero que, posteriormente, sería estanco o almacén de sal. Sobre esta edificación familiar, nuevas generaciones de la saga invitan a los visitantes a "compartir mesa con un pedazo de historia de nuestra tierra; los sabores de antaño y los mejores productos tradicionales".

Un bosque mágico con innumerables posibilidades que invita a ser descubierto, desde otro prisma, también en la estación otoñal.

Vivir