El Español
Deporte
|
Racing de Ferrol

Ferrol se prepara para el Racing-Dépor: "Tiene que ser A Malata vestida de verde"

Quique Fornos ha pedido que equipo y afición vayan de la mano en este choque que ha sido declarado de alto riesgo por el CSD
Imagen de archivo de esta temporada.
Racing Club de Ferrol
Imagen de archivo de esta temporada.
Ofrecido por:

La semana arrancaba con un importante anuncio por parte del Racing Club de Ferrol, el protocolo para la venta de entradas del choque entre el conjunto local y el Deportivo que tendrá lugar mañana en A Malata. El cierre del Fondo Norte, por deficiencias estructurales, ha motivado que los ferrolanos solo pudieran poner a disposición del club coruñés 900 entradas que se comercializaron a un precio de 20 euros.

El desconocimiento de los problemas que existen en torno al estadio ferrolano, por parte de la afición deportivista, y el precio de venta de las entradas al público general con el que el ‘Racing’ buscaba premiar a sus abonados y fieles prendieron la mecha en redes sociales y generaron el movimiento Aferrolsenentrada con el que peñas deportivistas mostraban su negativa a gestionar entradas o a acceder al estadio ferrolano.

Al margen de polémicas o rivalidades, el club ha ido dando cuenta de la venta diaria de entradas que el martes, primer día de retirada de localidades, alcanzaba el medio millar. El miércoles se comercializaban 421 entradas y en el día de ayer se contabilizaban 681 nuevas compras.

A este número hay que añadir el de los 2.500 abonados al club que podrán acceder de manera directa al recinto, las 900 entradas vendidas por el Deportivo y las que puedan ser tramitadas a lo largo del día de hoy y mañana hasta las 15:00 horas.

A Malata de verde

«É un partido moi atractivo», señalaba el racinguista Quique Fornos, en rueda de prensa. No entró a valorar el jugador el revuelo que habían generado las entradas, aunque sí dejó clara su postura en relación al estado del estadio y señaló «levamos desde pretemporada queixándonos e falando de que o concello non deixa facer ao grupo Élite o que quere e ao final, vemos as consecuencias».

«É impotencia, pero é o que hai», señalaba el jugador en relación al cierre del fondo y animaba a la afición a «vivir esta festa do fútbol». «Temos que ter claro que esta é a nosa casa e que ninguén nos vai pisar», destacaba Fornos que apuntaba a que «ten que ser A Malata vestida de verde y no de azul» porque es fundamental que equipo y afición vayan de la mano, sentenció.

Ferrol se prepara para una fiesta del fútbol en la que la responsabilidad, el respeto y el sentido común deben imponerse y hacer que este choque, declarado de alto riesgo por el CSD, se dispute y sobre el césped y se disfrute desde la grada.

Deporte