El Español
Vivir
|
Música

Ferrol recupera un referente: Reabre la 'Sala Ruido' que apaga el silencio cultural

El joven Nacho Grueiro, que reactivaba el café Maltés el pasado septiembre, se enfrenta al reto de recuperar el pulso de la vida cultural en 'Ruido'
Aspecto renovado tras el parón.
Cedida
Aspecto renovado tras el parón.
Ofrecido por:

Nacho Grueiro iniciaba un viaje complicado al ponerse al frente de la antigua sala 'Super8', poco antes del estallido de la pandemia. Su anterior propietario, Rubén Coca, había marcado un antes y un después en la noche ferrolana con una decidida apuesta por una programación musical de calidad y a Grueiro le tocaba la dura tarea de curar la herida que dejó su marcha en la clientela habitual. Este viernes, tras meses de parón, regresará la música a la 'Sala Ruido', en la calle Real, apaciguando el silencio cultural de una época para el sector y con toda una declaración de intenciones.

Nacho, que viene de gestionar con gran acogida la concesión del chiringuito de 'A Magdalena' de Cedeira, tiene muy claro cómo quiere que sea este regreso de la 'Sala Ruido'. Junto a su otro local de hostelería, el 'Café Cultural Maltés', Grueiro buscará ir más allá de la etiqueta de ocio nocturno y consolidar la creación de un "centro cultural" que funcione de manera conjunta.

Una 'Ruido' renovada

Estos meses de parón le han servido al equipo de trabajo de Nacho Grueiro para poner a punto la sala y ofrecer una imagen renovada a sus clientes. Nuevo equipo de sonido e iluminación, neveras y arreglos en el almacén o un escenario a estrenar, son solo algunas de las nuevas incorporaciones del local que ofrece un cambio de look que avanza novedades.

Así, Grueiro explica que ha "comprado un equipo de grabación" con el objetivo de poder "filmar los conciertos con una calidad óptima" y empezar a diversificar los servicios de la sala que busca operar como un productora.

Renovada 'Sala Ruído'. Foto: Cedida.

Con energías renovadas, en la 'Ruido', se plantean ofrecer una programación musical que podría extenderse a los días de semana y en la que se contempla ir más allá de lo musical y organizar proyecciones cinematográficas o actuaciones teatrales.

Uno de sus principales objetivos pasa por captar al público universitario de los jueves y convertirse en una apuesta segura de ocio nocturno que evitará "solaparse con la oferta musical que ofrecen la sala 'Room'".

Pisando el acelerador

La vuelta de la sala, que está prevista para este mismo viernes, será por todo lo alto. Un concierto de 'Elephants Yard' y la cantante 'High Paw' que presentarán su propuesta 'Novas Herbas', el primer disco de reggae en gallego, será el pistoletazo de salida para un fin de semana movido.

Funk, Fuzz y Rock & Roll, para el sábado, con la actuación de 'Moon Cresta' que culminará con el concierto del conjunto ferrolano 'Baluarte' y, para el domingo, está prevista la actuación de 'Astrogirl', iniciando una serie de conciertos que arrancarán a las 19.00 h. los domingos y que ampliarán la vida cultural de la ciudad.

Grueiro explica que las entradas tienen un precio asequible de seis euros para cada uno de los bolos, buscando reconectar con el público tras el parón. Las entradas, con la finalidad de garantizar los aforos y las medidas de seguridad, podrán adquirirse de manera anticipada a través de 'Entradium'.

Además, Grueiro explica que las sesiones DJ que se celebrarán de manera periódica serán muy especializadas. "No vamos a utilizar listas de reproducción, sino que vendrán a pinchar perfiles muy distintos" con el objetivo de ofrecer sesiones de calidad en la sala.

La Covid y el ocio nocturno

Aunque Grueiro y su equipo se confiesan más "amantes de la música que de poner cubatas", entienden que esta es la vía para poder desarrollar la actividad que les apasiona. El local permanecerá abierto hasta las cuatro de la madrugada y tras los conciertos, 'Ruido' abrirá al público con una entrada que incluirá consumición. "Tenemos que conseguir activar el consumo porque llevamos unos meses muy duros y hay que sobrevivir", reflexiona el responsable de la sala.

Grueiro que esperó a una mejora notable de la situación Covid para retomar la actividad en el 'Maltés' y en 'Ruido', aprovecha esta entrevista para hacer un poco de pedagogía con los clientes. "No nos gusta ejercer de policías, pero hay que cumplir el protocolo por seguridad de todos", señala.

Entiende que, en el contexto del ocio nocturno, en ocasiones resulta difícil hacer calar las normas, pero es "vital que se respeten para garantizar la viabilidad del local y demostrar que la gente joven también cumple y es consciente de lo vivido".

Con el sueño de consolidar una oferta pareja en los dos locales que gestiona en el barrio de A Magdalena y convertir sus negocios en revulsivo y "centro cultural", Nacho aguarda que la llegada de la Navidad suponga el auténtico despertar de su sector.

El objetivo, seguir generando empleo y actividad económica y también, en consonancia con una cita de Kerouak, continuar la "lucha por esbozar la corriente que existe en tu mente", llenando de vida y cultura la ciudad. Por el momento, vuelve el 'Ruido' a Ferrol, dejando atrás el asfixiante silencio de la pandemia.

Vivir