Actualidad
|
Galicia

Feijóo: "Abandonamos el estado de alarma y entramos en una vigilancia sanitaria permanente"

El presidente de la Xunta reiteró a Sánchez durante la conferencia de presidentes la creación de un plan de rebrote a nivel nacional y manifestó que Galicia "espera a los visitantes con los brazos abiertos"
Xunta
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo

Galicia será mañana la primera comunidad de España en abandonar el estado de alarma y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha comparecido esta mañana para agradecer a los gallegos principalmente su papel en esta "vuelta a la normalidad progresiva", a la vez que ha advertido que los rebrotes de los que advierten los expertos "son inevitables". Por esta razón, el presidente autonómico ha reiterado "la necesidad de un plan de rebrote con características homogéneas para toda España" y sobre la libre movilidad a nivel nacional y la apertura de fronteras Schengen que se producirá el próximo 21 de junio, ha indicado que "Galicia recibirá con los brazos abiertos a todas las personas que quieran visitarla" al mismo tiempo que aseguró que "los turistas podrán venir con seguridad a una tierra segura" y pidió las mismas condiciones en las demás comunidades españolas.

"Seguimos con muchas debilidades de cara al presente y el futuro próximo, el virus sigue existiendo y hago un llamamiento mientras no haya una vacuna a la prudencia y al rigor", aseguró Feijóo, a la vez que indicó que Galicia abandonará el estado de alarma "para entrar en un estado de vigilancia sanitaria permanente". "Se debería aprobar un plan de rebrote nacional porque no sabemos cuáles van a ser las reacciones ante posibles rebrotes. Lo razonable sería aprobar una legislación sanitaria específica para regular estos contratiempos de las próximas semanas, meses o años", expuso el presidente de la Xunta.

Feijóo confirmó que le reiteró al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "la necesidad de regular el riesgo sanitario en el que aún estamos porque el riesgo hasta que no haya vacuna será evidente" y aclaró que "la Xunta quiere seguir hacia delante y recuperar la movilidad completa significará que personas de España y otros países vendrán a Galicia y las necesitamos, sobre todo el sector turístico". "Somos una tierra hospitalaria que quiere recibir a miles de personas y tenemos que avanzar con un criterio sanitario con capacidad de reacción inmediata ante los rebrotes y todos los expertos sostienen que esto inevitablemente se producirá más temprano que tarde", dijo Núñez Feijóo,

Por último sobre este asunto, alegó que "no se deberían iniciar periodos de vacaciones parlamentarias sin realizar esa modificación de la legislación sanitaria que Galicia lleva pidiendo desde mayo" y afirmó que "se pide que la libre circulación por el país tenga una garantía legal para que todos los ciudadanos que se muevan por el territorio sepan que existe una normativa ante posibles rebrotes que se activará y protegerá la salud de todos".

Sobre los pasos a seguir en este sentido, Feijóo recordó que en 2019 visitaron Galicia "1.800.000 personas entre julio, agosto y septiembre", a la vez que reconoció que este año serán menos y que "será inevitable reabrir la actividad turística", para lo que "es imprescindible una ley que permita cerrar el movimiento si se producen rebrotes en una zona". En cuanto a esto, aclaró que si la Xunta quisiera cerrar un ayuntamiento por esta razón "tendría que pedir una autorización judicial" y en el caso de que fuese necesario cerrar una comunidad autónoma, esta competencia correspondería al gobierno central.

Galicia es la comunidad con menor tasa de nuevos contagios

Feijóo expuso durante su intervención que "Galicia es la comunidad con menor tasa de nuevos contagios por cada 100.000 habitantes" según los datos obtenidos en los últimos 14 días y sobre todo en la última semana. Galicia tiene una tasa de nuevos contagios del 0,4% frente a la media nacional que es del 3,69% y sobre esto el presidente alertó de que "sin las mascarillas, la distancia social y la higiene de manos se volverá otra vez a las semanas más duras y oscuras".

En cuanto al pase de Galicia de fase 3 a salir del estado de alarma, Feijóo atribuyó a la Xunta esta propuesta "que fue aceptada en cuestión de minutos por el Gobierno" ya que la comunidad ha actuado en estas semanas "con prudencia, criterio sanitario y lealtad al Gobierno como mando único". A su vez, tuvo palabras de agradecimiento para el ejecutivo de Sánchez "por la colaboración y el diálogo" y para los profesionales sanitarios gallegos, los gestores que compraron materiales para las áreas de hospitalización y laboratorios, las plantillas del Sergas, los trabajadores de los centros de mayores y de discapacidad, los emprendedores, "los empleados que permanecieron en sus casas sufriendo las consecuencias de la crisis en sus salarios" y las "1771 personas que fueron contratadas adicionalmente para hacer frente a esta amenaza".

"Con las directrices de la OMS empezará el curso sin problemas"

El presidente de la Xunta también tuvo palabras para el sector educativo y los retos a los que se enfrenta de cara al próximo curso. Una vuelta a las aulas que Feijóo considera "que empezará sin problemas si se siguen las recomendaciones de la OMS" a la vez que pidió "equidad y normalidad" para que "la educación sea lo más similar posible en contenidos y organización entre todas las comunidades autónomas". "Queremos que el curso que viene sea lo más similar posible a los de años anteriores" e hizo un llamamiento a que "se eviten romper los grupos que ya compartían aula antes de la pandemia para evitar a los niños rupturas emocionales".

A su vez, Núñez Feijóo concluyó su comparecencia asegurando que "se siente orgulloso de ser gallego, de estar a disposición de los gallegos y de trabajar por la comunidad autónoma" en "esta oportunidad histórica de intentar organizar la salud pública, los servicios sanitarios y sociales y las distintas sensibilidades de tanta gente en un tiempo absolutamente excepcional".

Lo más leído