El Español
Actualidad
|
A Coruña

Fase 2: No hay limitaciones horarias para estar en las playas de A Coruña

Hasta el 15 de junio no habrá servicio de socorristas ni estarán abiertas las duchas, por lo que el concello recomienda acudir a las playas duchados
Quincemil
Ofrecido por:

"No hay limitación horaria para el uso de la playa". La concejala de Medio Ambiente del Concello de A Coruña, Esther Fontán, aclara así una de las dudas que rondaba en la cabeza de muchos coruñeses tras publicar el BOE este sábado las instrucciones de uso de los de las playas, y en las que dejaba en manos de los ayuntamientos establecer límites tanto en el acceso como en el tiempo de estancia.

En las playas urbanas de A Coruña, que ya han recibido a los primeros bañistas, no habrá horarios pero sí restricciones de aforo. La Policía Local será la encargarda de comprobar que haya espacio suficiente en los arenales y, de no haberlo, poder restringir el acceso a los mismos.

Además, según ha adelantado Fontán en declaraciones a los medios de comunicación, los agentes también serán los encargados de velar por la seguridad de los bañistas, al no contar todavía con personal de socorrismo. Estos se incorporarán a sus puestos el 15 de junio, cuando comience oficialmente la temporada de playas.

"Estamos en una primera etapa de transición experimental, pero de cara al inicio del periodo estival ya estará todo operativo", ha explicado la concejala, que espera que de cara al 15 de junio ya pueda estar operativa la aplicación móvil que aportará información en tiempo real sobre el estado de las playas. Hasta el día 15 tampoco estará operativas las duchas, ha precisado Fontán, quien pide a los coruñeses que acudan a las playas duchados.

Para controlar los arenales, el Concello valora reforzar la labor de los agentes con "una ayuda extra de entre 13 y 14 personas", señala Fontán, quien pide "sentidiño" a los coruñeses cuando vayan a darse un chapuzón.

"Nuestras playas no son comparables con Silgar o Samil"

"Nuestras playas tienen una morfología específica, que no es comparable ni con Silgar, ni con Samil. Tenemos unas mareas muy fuertes que ocupan en gran medida los arenales y que ponen en riesgo a los bañistas", señala la concejala que, además de prudencia en el agua, pide que se respeten la distancia de seguridad de dos metros.

Además, "rogamos que se fume fuera de las playas", ha solicitado la concejala que cifra en 64.000 metros cuadrados de superficie de playa "en pleamar normal".

El Concello espera tener finalizado el plan de contingencia a lo largo de la próxima semana. Un plan que será aplicable durante todo el verano en las playas coruñesas, que a partir del 15 de junio de contarán con la vigilancia de 50 socorristas, además de los agentes policiales y miembros de Protección Civil. En total, "entre 70 y 80 personas trabajan en exclusiva para las playas".

Actualidad