El Español
Actualidad
|
A Coruña

Exitoso "recordatorio" de las noches prepandemia en la prueba piloto del Pelícano (A Coruña)

Centenares de jóvenes volvieron ayer a la noche tras más de un año sin salir de fiesta, a muchos no les parecía "real" lo que estaban viviendo pero la mayoría coinciden en que se sintieron "seguros"
Participantes en la prueba piloto de El Pelícano.
Quincemil
Participantes en la prueba piloto de El Pelícano.
Ofrecido por:

"Surrealista". Esta fue la descripción más compartida ayer por los centenares de asistentes a la prueba piloto del ocio nocturno en El Pelícano (A Coruña) para definir la noche que vivieron. Muchos de los jóvenes no se creían que tras más de un año de pandemia, con un confinamiento de por medio e infinitas restricciones, estuvieran en una pista de baile rodeados de gente y vibrando al son de la música de dj como Dumore o Mark Deluxe como en "los mejores tiempos". El confeti no faltó para despedir este evento tan especial (e importante para los empresarios del sector de la noche), donde según los participantes "primó la seguridad", pero se les ha hecho corto y quieren más.

El Pelícano fue ayer la guinda al fin de exámenes para muchos estudiantes de entre 18 y 22 años que cursan sus grados en la ciudad herculina, pero algunos no acababan de asimilarlo. Un grupo de ocho amigos de Lugo (de los que parte pasó el coronavirus meses atrás) contaron a la salida de la fiesta que "en todo momento se sintieron seguros y lo pasaron bien", pero apuntaron que "no estuvieron igual de cómodos que en una fiesta "normal"". "Es raro, no asimilas el volver a estar en una discoteca después de tanto tiempo. En la pista se podía bailar pero había un aforo determinado controlado por el personal de seguridad, además de que no podías bajar la consumición", explican.

Una de las chicas del grupo comentó que subió a la primera planta y define como "impresionante" la imagen que vio desde arriba, ya que cientos de personas "bailaban y saltaban con los mejores temas". "Parecía que no era real", admite. Sobre el futuro del ocio nocturno, todos coinciden en que "depende de la responsabilidad individual", algo que en este grupo tienen muy presente ya que varios de sus compañeros no acudieron a la fiesta al tener gente sin vacunar en su familia, además de que no pasaron la enfermedad.

A pocos metros, un grupo de siete amigos de A Coruña y Pontevedra (que estudian en la ciudad herculina y Santiago) comentaban la noche. Para algunos era su primera vez en Pelícano y a pesar de que el estreno fuese en la prueba piloto se mostraron agradecidos por haberlo podido vivir. "Es un sitio cerrado y éramos mucha gente, pero nos sentimos bien en todo momento porque la gente de seguridad insistía mucho en las normas y a quien no las cumplía le obligaban a salir de la discoteca", cuentan.

"Abruma ver a tanta gente junta de nuevo"

Los responsables del Pelícano les dieron a todos una mascarilla antes de entrar, además de que tuvieron que enseñar la entrada, la PCR negativa, el DNI y la tarjeta sanitaria. El balance de la noche para ello fue "muy bueno" pero parte del grupo apunta que "se les hicieron mucha personas". "Encantados de que abran las discotecas pero había más gente de la que pensábamos. En algunos momentos (salvo por las mascarillas) te sentías como si no hubiese coronavirus", aseguran, a la vez vez que subrayaron que "se necesitaba una discoteca aunque fuese unas horas para hacer un recordatorio de como era la vida antes de la pandemia". "Aunque todos tuviéramos test negativo y después de esta crisis sanitaria abruma un poco ver a tanta gente junta, pero habrá que acostumbrarse de nuevo poco a poco", afirmaron con optimismo.

En la fiesta también participaron muchos estudiantes vigueses que estudian en A Coruña y un grupo de cinco amigos reconoció que "no les daba llegado el día de la prueba piloto después de tanto tiempo de encierro". "Bailamos, no es lo mismo de ante evidentemente pero por fin se pudo. Si se sigue en la línea de hoy creemos que podrá volver la fiesta poco a poco, sobre todo ahora en verano", opinaron. Acerca de su experiencia en la vuelta a la noche, la definieron como "brutal" y se reafirmaron en que ahora que lo han vivido "no quieren otro parón".

"Estaba viviendo esta fiesta desde dentro y no me lo creía. Tuve que recordarme varias veces que era real que estaba en una discoteca de fiesta", comentaban dos amigas sobre las 01:00 de la madrugada en el entorno del Pelícano. Ambas se conocen de la residencia en la que viven en A Coruña y acudieron al evento con sus respectivos grupos de amigos y aseguran que "se lo pasaron en grande y se sintieron seguras". "Incluso los dj incentivaban en muchos momentos por megafonía a cumplir las normas para recordarnos que esto es clave para que la fiesta pueda seguir", cuentan.

"Tengo examen final el lunes, pero no podía perdérmelo"

Una de ellas incluso admite que necesitaba tanto la vuelta a la noche que no se pensó el asistir a la discoteca aunque tenga un examen final mañana. "Me dio igual el examen, dije que tenía que venir y aquí estoy, no podía perdérmelo", dice emocionada una de las estudiantes, de 20 años. Ambas aseguran que "estuvieron todo el tiempo en la pista de baile, primero con reggaeton y con tecno para acabar", además de que otros de los participantes pudieron estar sentados con sus consumiciones en los reservados y había butacas disponibles en varias mesas altas.

"Si se hacen las cosas como hoy la fiesta podrá volver sin inconvenientes y para nosotros sería la mejor noticia, sin duda", concluyeron ilusionadas mientras se iban a casa comentando los detalles de la noche. Una escena que no se vivía de esta manera desde un 2019 prepandemia y que tanto asistentes a la fiesta como empresarios del ocio nocturno esperan que vuelva a ser algo habitual "muy pronto".

"Esperamos que esto sirva para abrir las puertas poco a poco"

Los responsables de la Sala Pelícano han trasladado sobre la prueba Piloto que "no hubo ningún incidente" y que "la gente respondió al uso obligatorio de la mascarilla para bailar, tomar unas copas y pasarlo bien entre amigos". Además, argumentan que ayer estaban emocionados por la llegada "del gran día después de muchos nervios y preparativos", todo unido a que "los coruñeses salieron con muchas ganas de fiesta".

"Esperemos que esta prueba sirva para que poco a poco volvamos a abrir nuestras puertas y a vivir noches inolvidables en la Sala Pelícano", aseguraron los responsables de la discoteca, que a su vez están a la espera de que los resultados de Sanidade y la Xunta de Galicia para "que sean por los esperados" y poder seguir avanzando en esta desescalada del ocio nocturno.

Actualidad