El Español
Actualidad
|
A Coruña

El turismo en A Coruña tiene acento asturiano

Los comerciantes del centro coinciden en que la proximidad geográfica está siendo un factor clave este verano
Andrea Botana
Ofrecido por:

El segundo verano marcado por el coronavirus vuelve a condicionar el turismo en A Coruña. La competición por identificar todos los acentos posibles en los bares y restaurantes de la Ciudad Vieja es más complicada este año. Los comerciantes de la zona, como en la coinciden en que el acento que más escuchan es el asturiano. La proximidad geográfica es lo que más atrae a la hora de hacer turismo en esta situación. Muchos de los visitantes que acuden a María Pita son gallegos que se acercan a visitar la ciudad herculina.

Fuera de gallegos y asturianos, el turista madrileño también abunda en los últimos días. Quizá se nota un poco en falta, en comparación con otros años, los visitantes andaluces. Eso sí, por la Galera se pueden identificar acentos de Córdoba y Sevilla.

Tanto los acentos madrileño y andaluz como el vasco o el catalán se van alternando entre los días y las semanas, al menos en este mes de julio. Por otra parte están los visitantes con un acento menos característico o que no se identifican fácilmente, como nos confiesa el dependiente de Brigantium, en la calle de la Franja.

Se resiste el turismo internacional. Se nota la ausencia de turistas extranjeros, tanto en el sonido ambiente de las terrazas, como en las cajas registradoras de las tiendas de souvenirs. En el sector de los souvenirs han notado que las ventas están en mínimos este año. En Brujerías, la tienda de regalos en la esquina entre San Nicolás y la Franja, confirman que este año venden menos que otros veranos

Los visitantes gastan menos en recuerdos y detalles del viaje que en otros años. El turismo del resto de España no es suficiente para amortiguar el descenso de visitantes extranjeros. Con todo, aun se puede escuchar de manera muy contada el acento portugués, otra vez debido a la proximidad geográfica.

El turismo americano también se ha resentido. Muy pocos turistas de países hispanohablantes. Algunos grupos familiares de México sí se acercan al Ayuntamiento y dan un paseo por el Parrote antes de visitar la Torre de Hércules en sesión de tarde.

Actualidad