El Español
Actualidad
|
A Coruña

El TSXG deniega a los hosteleros coruñeses la suspensión de las medidas de la Xunta

La Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de A Coruña solicitó la apertura del ocio nocturno y modificar las 00.30 como hora de cierre
iStock
Ofrecido por:

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) acaba de anunciar que deniega la medida cautelarísima solicitada por los hosteleros coruñeses frente a las limitaciones impuestas por la Xunta para evitar la propagación del coronavirus. La Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de A Coruña pidió al órgano judicial que suspendiese la norma que ordena el cierre de los locales de ocio nocturno y que establece las 00.30 horas como máximo para servir en los establecimientos hosteleros.

Estas son dos de las medidas que Sanidade anunció el pasado viernes 7 ante el incremento de los casos de COVID-19 en el área sanitaria A Coruña-Cee y, más concretamente, en el ayuntamiento herculino. Galicia tiene actualmente 938 casos activos de coronavirus, de los que 544 pertenecen al área sanitaria coruñesa.

Los hosteleros de A Coruña aseguran que esta restricción les está causando graves pérdidas económicas después de una época complicada, en la que debido al confinamiento tuvieron sus negocios cerrados durante varios meses. El TSXG, sin embargo, acaba de denegar la posibilidad de que el el ocio nocturno recupere su actividad y de incrementar la hora de cierre al considerar que va en contra de la protección de la salud pública. Este tipo de negocios son más frecuentados por las personas jóvenes, entre las que más contagios de COVID-19 se detectan en la actualidad, hecho al que hace referencia la resolución.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció ayer a este respecto que el Gobierno gallego se plantea cerrar el ocio nocturno más allá de la comarca de A Coruña, en cuyo caso el ayuntamiento coruñés, así como los de Arteixo, Cambre, Culleredo, Oleiros, Abegondo, Bergondo, Carral y Sada, dejarían de ser los únicos afectados por esta restricción.

La sala entiende que tras la solicitud está el interés de la hostelería de atajar los perjuicios económicos, pero concluye que “la naturaleza de los intereses en conflicto", así como "la preponderancia del interés general" en la protección de la salud pública, impiden adoptar la medida. El TSXG considera que las normas establecidas por la Xunta buscan evitar la aglomeración de personas y garantizar la distancia interpersonal, lo que supone una forma de proteger a los ciudadanos frente a los brotes o a la transmisión comunitaria.

Actualidad