El Español
Vivir
|
Gastrocoruña

El retorno de La Bombilla: Servicio los domingos y apuesta por el take-away en A Coruña

Este bar de referencia para todos los coruñeses y parada obligada para los visitantes, reabre hoy a las 19:00 horas respetando los protocolos sanitarios con menos mesas, barras más pequeñas y pantallas para proteger la comida y los grifos de cerveza
Diana, la gerente de La Bombilla, en el local.
Quincemil
Diana, la gerente de La Bombilla, en el local.
Ofrecido por:

"¡Qué bien! Los clientes llevamos tres meses esperando veros". Con este entusiasta mensaje escrito por un cliente anónimo en el cartel en el que el bar La Bombilla anuncia su regreso hoy tras el confinamiento, quedan representadas las ganas que tenían los coruñeses de que este negocio de toda la vida volviese a abrir sus puertas y degustar sus especialidades más demandadas: el croquetón, la tortilla, la milanesa o las albóndigas con patatas. Esta vuelta a la "nueva normalidad" viene con novedades, como la fuerte apuesta del bar por el take away, servicio los domingos, menos mesas, barras más pequeñas para garantizar la distancia de seguridad y hasta una cuenta de instagram.

"Somos los de siempre, estuvimos esperando a que se suavizasen las distancias de seguridad y ahora tenemos ganas de abrir", afirma Diana, gerente de La Bombilla. La responsable del bar reconoce que su intención en este nuevo comienzo es reinventarse, porque ya tenían comida para llevar, pero ahora su principal apuesta será el take away dada la situación sanitaria actual. "Vamos a utilizar tuppers más adecuados, no los platos de plástico de antes, para que la gente pueda ir a tomarse sus tapas a la playa o al Parrote si quiere", cuenta.

Además, la gerente sostiene que quieren dar a conocer otras elaboraciones menos populares entre los clientes y que tienen disponibles sobre todo en horario de tarde-noche, como los callos, la fabada o el caldo. "Los callos se van a poder llevar si la gente llama con antelación", apunta, a lo que añade que "tienen más variedad de tapas de lo que la gente piensa en un inicio".

Para cumplir las medidas sanitarias obligatorias a causa de la pandemia, en el local han tapado la zona de comida y la de los grifos de cerveza con pantallas, al igual que dentro de la cocina, y además disponen de gel hidroalcohólico. El aforo será menor ya que han sacado mesas del interior del bar y de la terraza exterior y han reducido el espacio de las barras para garantizar que la distancia de seguridad se mantenga. La apertura será esta tarde a las 19:00 horas y los responsables del local han informado a su vez de que a partir del 2 de julio abren también en horario matutino a partir de las 12:30 horas.

La gerente reconoce que en el tiempo que estuvieron cerrados recibió llamadas diariamente de clientes preguntándoles cuando volverían o con dudas sobre la comida que tenían disponible para llevar, y ahora ha llegado el momento y se muestra llena de ganas. "Estamos esperando a todo el mundo", admite con una gran sonrisa a la espera de que el reloj marque esta tarde las 19:00 y el local vuelva a tener la vida que tenía antes del confinamiento.

Vivir