El Español
Actualidad
|
Provincia de Lugo

El puente del 15 de agosto registró el paso de 75.000 vehículos por Pedrafita (Lugo)

El alcalde, José Luís Raposo, establece una media de 15.000 automóviles diarios entre el viernes y el lunes
Imagen de la A-6 a su paso por Pedrafita
Google Maps
Imagen de la A-6 a su paso por Pedrafita

LUGO, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

Más de 75 mil vehículos en los cinco días de este puente o, lo que es lo mismo, una media de 15.000 diarios, han pasado por el ayuntamiento de Pedrafita desde el viernes pasado y hasta este lunes, según los cálculos del alcalde, José Luís Raposo.

Raposo ha asegurado que fueron "de los días que más" circulación hubo desde que se derrumbó el viaducto del Castro en la A-6, en la provincia de León y a medio kilómetro de este municipio de la montaña de Lugo.

El regidor ha puntualizado que "en horas punta, de diez de la mañana a cuatro de la tarde, --fueron-- sobre 15.000 vehículos, algo que es impensable porque entre vehículo y vehículo no daba cruzado una persona".

"Muchos coches pasaron por aquí, como son subidas hubo algún vehículo que llegaba a Pedradita con el embrague quemado y otros muchos con averías", ha añadido.

Pero lo que más le preocupó fue el incendio de un coche el domingo, lo cual "impresionó bastante", ya que ocurrió "en el mismo núcleo de población". "Yo no recuerdo que haya pasado algo así", ha advertido.

Este fuego le ha servido para censurar que la Xunta "antes daba dos cuadrillas contra incendios, y ahora una nada más porque no hay incendios". Es, según dice, "la contestación que dan".

"Yo hacía prevención y no tenía incendios. El año que viene igual hay más incendios porque no hay prevención. Los tanques del agua estaban vacíos cuando se produjeron los incendios de alrededor (sobre todo O Courel), se repararon un poco, pero son tanques viejos. Esto es un desastre a nivel de incendios y de la carretera es lo que hay, y sí es por mucho tiempo esto se complicará más", ha aventurado.

En cuanto al incendio del coche el pasado domingo, José Luís Raposo insiste en que "los coches en este tipo de subidas sufren mucho, y en este caso era una señora que venía sola en el coche, a la que le costó salir", pues "estaba nerviosísima".

"En retención los coches no refrigeran lo que tienen que refrigerar (...) no está uno acostumbrado a conducir así y se viene sobre el embrague", ha reflexionado.

TEMAS:
Actualidad