El Español
Actualidad
|
Galicia

El PSdeG tilda de "lavado de cara" al sector la regulación del juego de la Xunta

El PP defiende que el texto aprobado por el Gobierno la semana pasada fue consensuado con el sector y los colectivos de afectados
Foto de archivo de una ruleta.
CASINO GRAN VÍA
Foto de archivo de una ruleta.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Partido Socialista considera que la ley diseñada por el Gobierno autonómico que reforma el marco normativo para el juego de azar y las apuestas en Galicia supone "un lavado de cara" para el sector porque "defiende los intereses" de las empresas.

Así lo ha expresado el secretario xeral del PSdeG, Valentín González Formoso, durante una rueda de prensa este lunes en la que ha estado acompañado por el portavoz de los socialistas en la Cámara gallega, Luis Álvarez.

Como ha recordado Formoso, este martes tendrá lugar en la sesión plenaria que echa a andar en el Pazo do Hórreo el debate del proyecto de ley del juego elaborado por los socialistas.

El debate parlamentario tendrá lugar menos de una semana después de que el Consello de la Xunta diese el pasado jueves luz verde a la propuesta legislativa del Gobierno autonómico para reformar el marco normativo de las apuestas y juegos de azar.

En palabras de González Formoso, las diferencias entre los textos "evidencian de qué lado están" el PSOE y el PP en cuanto al juego pues, según el socialista, la Xunta "protege los intereses de las empresas" con una reforma legislativa que supone "un lavado de cara" para el sector.

En este sentido, ha defendido que el texto de los socialistas ha sido "consensuado" con los colectivos afectados, mientras que el del Ejecutivo autonómico supone "un mal punto de partida" para "proteger" los derechos de los menores o de las personas que tiene problemas con el juego.

Como muestra de ello, Formoso ha argumentado que los socialistas plantean alejar un mínimo de 850 metros los establecimientos de apuestas de centros educativos, mientras que el texto de la Xunta fija una distancia mínima de 350 metros.

También ha criticado que la ley del Gobierno gallego permita más de un máquina por establecimiento de hostelería, que el PSdeG propone limitar a una, así como establecer que exista una separación entre casas de apuestas de 500 metros para evitar su "concentración en un mismo barrio".

Por último, también ha censurado que el texto de la Xunta permita la existencia de cajeros automáticos en casas de apuestas, lo que ha equiparado como "darle un arma a un enfermo para que la use contra sí mismo".

PP defiende un texto "consensuado"

Frente a estas críticas, el portavoz de los populares en la Cámara autonómica, Pedro Puy, ha defendido que el texto aprobado por el Consello en su última reunión "lleva años elaborándose" con la colaboración tanto del "propio sector" como de las asociaciones "que están muy concienciadas" con la necesidad de regular el juego.

Así las cosas, Pedro Puy ha remarcado que la proposición de ley que será remitida próximamente a la Cámara para iniciar su tramitación incorpora las aportaciones de los colectivos implicados algo que, dice, la del Grupo Socialista "no garantiza".

Actualidad