El Español
Actualidad
|
A Coruña

El PP de A Coruña exige solucionar los problemas de los vestuarios de los campos de Visma

Señalan que hay goteras y que los vestuarios quedan anegados después de cada partido, siendo los propios clubes y árbitros los que se ven obligados a retirar el agua
Problemas en los vestuarios de los campos de Visma.
PP de A Coruña
Problemas en los vestuarios de los campos de Visma.
Ofrecido por:

El Grupo Popular de A Coruña ha exigido a la alcaldesa de la ciudad, Inés Rey, que solucione los problemas de los vestuarios de los campos de San Pedro de Visma, que vienen denunciando desde hace tiempo los propios usuarios del recinto.

Clubes y árbitros han trasladado a los populares que después de cada partido de fútbol base, los vestuarios quedan anegados por los anteriores participantes. Según señalan, el servicio de limpieza no puede hacer nada por falta de personal y son ellos mismos los que se ven obligados a retirar el agua.

También muestran su malestar por las goteras que hay en varios vestuarios y cuya única solución hasta el momento ha sido colocar cubos de agua para que no caigan al suelo.

El PP considera que esta situación está provocada por que la concejalía de Deportes tiene en precario 15 los 23 contratos de que dispone. Tildan la situación administrativa de los diversos contratos como "catastrófica", y dicen que "hay una falta de previsión absoluta y no es el único campo de fútbol dependiente del ayuntamiento que se encuentra con problemas".

Los populares recuerdan que "se ha tenido que anular la reforma del campo de Eirís, adjudicada por más de un millón de euros, por el incremento de un 25% del coste por el aumento de precios sin que comenzasen las obras por problemas administrativos culpa del propio Gobierno municipal".

Señalan que esto tendría un sobrecoste de 250.000 euros que se une al aprobado para los campos de la Torre, donde en dos de los cuatro se han producido anomalías relacionadas con las medidas de los campos y un sobrecoste de 150.000 euros, sumando con el de Eirís 400.000 euros de incremento de costes.

Actualidad