El Español
Vivir
|
Gastrocoruña

El posible adiós de O Faiado de A Coruña: "El camino más probable es el cierre"

Jose Antonio, más conocido como Jose el del Faiado o el Brasileiro, ve "muy difícil" reabrir su local con las medidas que impone el Gobierno. "Yo lo veo muy crudo", afirma
19:31 · 20/5/2020
Jose sentado en una de las mesas de O Faiado
LPR
Jose sentado en una de las mesas de O Faiado
Ofrecido por:

La crisis sanitaria del coronavirus puede poner fin a uno de lo bares más enxebres de A Coruña: O Faiado. Las medidas restrictivas impuesta por el Gobierno a los bares y restaurantes pueden suponer el cierre definitivo de este clásico de la hostelería coruñesa. Su futuro está "en el aire".

"El camino más probable es el cierre", asegura Jose Antonio, más conocido como Jose el del Faiado o el Brasileiro, quien hace 17 años abrió esta taberna con la intención de convertirla en "la casa de la felicidad".

El pasado mes de enero nos recibía en su local ubicado en la Avenida del Ferrocarril. Allí, con una gran sonrisa en la cara, rememoraba todas aquellas grandes fiestas vividas entre esas paredes. Hoy, apenas cuatro meses después, la historia es bien distinta: las fiestas de O Faiado puede que hayan llegado a su fin.

Aunque todavía no es segura la bajada definitiva de persiana, todo apunta a que así será. "Abrir en estas circunstancias es muy difícil", dice Jose, quien asegura que a día de hoy la reapertura del local está "en el aire".

"Yo lo veo muy crudo", añade este tabernero que ahora permanece confinado en Laxe, su hogar, adonde fue a parar este hijo de inmigrantes cuando, junto a sus padres, aterrizó en Galicia desde Río de Janeiro.

¿Se cierra una etapa?

Los jueves y viernes eran los días grandes de O Faiado, el resto de la semana estaba prácticamente cerrado. "A mí, para dos días que trabajo, no me compensa", comenta Jose, para quien la reapertura del local supone unos gastos fijos muy elevados y a los que no podría hacer frente "si solo puede abrir la mitad del local". Además, añade, existe "un miedo social" a volver a los bares. Todo influye.

"El éxito de mi local eran las aglomeraciones que había los jueves y los viernes", explica Jose, quien ve "muy crudo el futuro de la hostelería tal y como la tenemos concebida hasta ahora". "Las medidas de restricción impuestas por el Gobierno a locales como el mío los tumba", señala.

"Esta es una etapa y si se tiene que cerrar, se cerrará", apunta este hostelero, quien anuncia que si se va lo hará igual que llegó: sin hacer ruido. "Yo si me voy por estas circunstancias lo haré sin hacer anuncios", avanza.

En nuestro encuentro de enero, Jose nos definía O Faiado como "la casa de la felicidad". La música es la seña de identidad de la casa. Siempre hay alguien que levanta la voz y anima todos los clientes del bar. Una imagen que puede que no se vuelva a repetir. De ser así, siempre nos quedará el himno de O Faiado. Que no pare la música y larga vida a O Faiado.

Vivir