El Español
Treintayseis
Actualidad
|
Galicia

El nuevo Arzobispo de Santiago toma posesión y defiende una Iglesia "humilde, no acomplejada"

Monseñor Francisco Prieto ha tomado posesión de su nuevo cargo, que abandona Julián Barrio, en una misa celebrada este sábado en la Catedral compostelana
El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, con el nuevo Arzobispo de Santiago, Francisco José Prieto.
Xunta
El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, con el nuevo Arzobispo de Santiago, Francisco José Prieto.

El nuevo arzobispo de Santiago, Monseñor Francisco Prieto, ha tomado posesión de su cargo este sábado en una misa celebrada en la Catedral de la capital gallega. El arzobispo ha defendido una Iglesia "humilde y testimonial, pero no acomplejada": "El reto no es ser muchos, sino ser significativos. Somos resto, pero no residuo".

El presidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda; el presidente del Parlamento, Miguel Ángel Santalices; el rector de la USC, Antonio López; y el teniente de alcalde en funciones de Santiago, Sindo Guinarte; han acudido al acto, en el que han estado presentes representantes de las diferentes fuerzas de seguridad del Estado.

La última toma de posesión celebrada en la Catedral de Santiago fue la del Arzobispo saliente, Julián Barrio, hace 27 años. El prelado electo llegó a las 10:45 horas a la Puerta del Obradoiro acompañado del Arzobispo Administrador Apostólico y del Nuncio Apostólico de Su Santidad, donde ha sido recibido por el Cabildo catedralicio y el Colegio de Consultores. El Nuncio Apostólico, Bernardito Auza, ha sido el encargado de presentar al Arzobispo electo.

Julián Barrio ha agradecido a todos los que lo han ayudado y colaborado con él durante su arzobispado : "En la Iglesia, nada empieza con uno ni termina con uno". El Nuncio, por su parte, ha alabado el "éxito" de Barrio durante su etapa, "en la que ha gobernado con sabiduría y con total entrega y dedicación".

Tras ello, se han entregado las Letras Apostólicas del Papa Francisco con las que proclama al nuevo Arzobispo al Consejo de la Archidiócesis, según recoge Europa Press. El nuevo prelado, ya proclamado, ha recibido los aplausos de los asistentes a la ceremonia y el abrazo de Julián Barrio, del que fue obispo auxiliar. Prieto, a continuación, ha abrazado al Apóstol Santiago y a ha pronunciado su homilía, en la que ha reconocido la "cultura y la lengua propia" de la archidiócesis.

El momento de preguntarse "si estamos dispuestos a mirar el futuro en clave de Evangelio"

"La filósofa H. Arendt dice que somos lo que vivimos. En estos dos años entre vosotros como Obispo Auxiliar he podido apreciar, descubrir, y hoy lo quiero agradecer", ha comentado Prieto, en referencia a la "generosidad, entrega, desvelos y trabajos" por parte de miembros de la Iglesia y fieles laicos: catequistas, voluntarios de la acción socio-caritativa, profesores, y colaboradores en la vida parroquial, entre otros".

El nuevo Arzobispo ha reconocido que "no es fácil" ser una Iglesia sinodal y samaritana y ha afirmado: "No es momento de quejas, de resentimientos, de rendirse, sino de preguntarse si estamos dispuestos a mirar el futuro en clave de Evangelio".

Prieto, en gallego, ha defendido que hay que dejar a un lado la actitud de "avasallamiento y provocativa en exceso". "El Papa Francisco más bien nos urge a ser humildes y testimoniales, pero no acomplejados. Nos invita a realizar un acompañamiento atento de las situaciones de las personas, hecho de escucha respetuosa, paciente y compasiva. El futuro se llama pequeño rebaño; el reto no es ser muchos, sino ser significativos. Somos resto, pero no residuo", aseguró el nuevo Arzobispo.

El Arzobispo ha apelado también al Camino de Santiago y ha animado a todos los presentes a "seguir haciendo camino", un camino de "solidaridad y verdadera fraternidad". Prieto, además, ha indicado que es tarea común "construir juntos espacios de convivencia y humanidad" y ha pedido la ayuda de los presentes para "ser bispo de todos, presidiendo en el servicio, sin restricciones ni pertenencias".

Actualidad