El Español
Actualidad
|
Ferrolterra

El gerente del hospital Juan Cardona de Ferrol: "Hay pacientes de todo tipo de edades"

Este centro hospitalario ha habilitado una unidad de aislamiento con 25 camas para tratar a los enfermos por coronavirus
08:02 · 6/4/2020
Ofrecido por:

El coronavirus ha cambiado la rutina de trabajo en el Juan Cardona. Este hospital, único centro sanitario privado en el área de Ferrol, se está volcando de lleno en atender a todos aquellos pacientes que han sido contagiados por este virus. Tal es su implicación que, además de establecer los protocolos de seguridad oportunos, ha creado una unidad de aislamiento con 25 camas solo para enfermos de coronavirus.

"Estamos viviendo (esta crisis) con mucha tensión. No estamos acostumbrados a tener pacientes tan complejos. En el hospital se nota que hay una tensión más fuerte de lo debido", explica el gerente, Francisco Soriano Paredes, quien lleva el control de este centro de Caranza en un momento muy delicado para la sanidad.

En este centro ya se han tratado nueve casos de COVID-19, entre ellos la primera víctima de la comarca de Ferrolterra, un mujer de 77 años. Esta no fue la única víctima mortal que tuvo que lamentar este hospital, puesto que este sábado falleció un hombre de 74 años.

Pese a que el perfil mayoritario de pacientes supera los 70 años, Soriano asegura que los contagios se están produciendo en "todo tipo de edades". "Tenemos positivos ahora de 70 años años, pero también tenemos gente de 40 y de 50 años". "El (paciente) más joven ha sido de 49", añade.

Al margen de las edades, los pacientes con más complicaciones son aquellos que presentan patologías previas, como algún tipo de cardiopatía o problemas respiratorios.

Actuación con sospechosos

Los profesionales del Juan Cardona se afanan en cumplir todos los protocolos de seguridad para evitar contagios. Desde el momento en que una personas se acerca al servicio de admisión con síntomas compatibles con coronavirus, el Juan Cardona activa su protocolo.

De esta forma, una vez que el administrativo toma los datos de la persona, le ve un profesional de la enfermería en el triaje y, por último, pasa a un box especifico donde es atendido por profesional especializado.

Lo siguiente es solicitar la prueba pertinente, que puede llegar a tardar 48 horas, para comprobar si ese paciente, efectivamente, tiene coronavirus. "Siempre que haya sospechas, consideramos ya a esa persona positivo". Si lo precisan, pasarán a la unidad de aislamiento y, si no, serán enviadas a su domicilio en cuarentena a la espera de la confirmación de la prueba.

Tanto en planta como en los servicios de Urgencias y en la UCI, aíslan tanto a los pacientes positivos en coronavirus como a aquellos que, pendientes del resultado de la prueba, presentan síntomas compatibles con dicho virus.

En colaboración con la sanidad pública

La mayoría de los contagiados que les llegan provienen de seguros privados, aunque han tenido un caso derivado del Sergas, que fue el hombre que falleció este pasado sábado. Lo que sí le están derivando del Arquitecto Marcide son urgencias de pacientes con otro tipo de patologías, sobre todo están atendido urgencias de traumatología.

"Estamos a disposición de la sanidad pública. Nosotros hemos suspendido prácticamente toda nuestra actividad programada como hospital. No hacemos actividad quirúrgica programada", señala.

Cinco ingresados

En estos momentos en el Cardona hay cinco ingresados con un diagnóstico confirmado de COVID-19 y un sexto en la UCI pendiente de confirmación. Y por otro lado, tienen unos 40 pacientes ingresados que han sido derivados del Sergas con otros tipo de patologías, no por coronavirus.

En total, el Juan Cardona lleva atendidos nueve casos de coronvirus. Una cifra a la que habría que sumar otros dos pacientes que pasaron la enfermedad en sus domicilios y a los que ya se les ha dado el alta.

Más de un centenar de pruebas

El Juan Cardona ha tramitado más de 100 pruebas de coronavirus desde que empezó la crisis sanitaria, 24 de ellas se realizaron a los profesionales del hospital ante el riesgo de ser contagiados.

Unos profesionales que seguirán volcados con la atención a los pacientes con coronavirus, así como con todos aquellos que les sean derivados del Sergas con otro tipo de patología que nada tenga que ver con el virus que, en tan solo unas semanas, ha alterado el ritmo de este reputado hospital ferrolano.

Actualidad