El Español
Cultura
|
Audiovisual

El festival Amal de Santiago alcanza la mayoría de edad ante "la pandemia de la intolerancia"

La Semana de Cine Euroárabe Amal celebra una 18ª edición marcada por el complicado contexto sanitario pero firme en su convicción de acabar con "la pandemia de la intolerancia", que sólo tiene una vacuna: "la cultura".
Luces promocionales de la Semana de Cine Euroárabe Amal en Porta Faxeira.
Festival Amal.
Luces promocionales de la Semana de Cine Euroárabe Amal en Porta Faxeira.

La Semana de Cine Euroárabe Amal es uno de los clásicos del otoño compostelano. A pesar del complicado contexto que vive la ciudad, este festival sigue adelante y cumple la mayoría de edad con una convicción: "La intolerancia es pandemia, la cultura su vacuna".

Esta edición, la número 18 del festival, será sin duda la más atípica hasta la fecha: habrá tan solo cinco proyecciones en el Teatro Principal -frente a las diez habituales- y estas sesiones se complementarán con el streaming a través de Filmin, donde los espectadores podrán ver un total de 22 películas que pasaron por Amal.

Imagen promocional de "Gaza" (Cedida).

Más allá de la adaptación en el planteamiento inicial, los cambios en la situación epidemiológica de Galicia y Santiago obligaron a ir adaptando el festival: hubo que reducir hasta 30 personas el aforo máximo, que inicialmente estaba previsto para 60.

Por otra parte, la Semana de Cine Euroárabe Amal iba a prolongarse desde el lunes 26 hasta el viernes 30 de octubre, pero la declaración del estado de alarma y el toque de queda llevaron a adelantar a las 19.00 horas el inicio de las proyecciones y a arrancar el festival el martes, trasladando al sábado "It Must Be Heaven", la película prevista para el lunes.

El presidente de la Fundación Araguaney y director del festival, Ghaleb Jaber Martínez, entiende que en esta situación "jamás imaginada" la cultura se ha convertido en "sinónimo de libertad, de sueños y de esperanza", pero también "de reivindicación de un medio de trabajo digno y honesto".

"Acudir al cine, al teatro o a un concierto se está convirtiendo en un acto de heroicidad; podemos gritar todos juntos y juntas que somos resistencia y somos cultura", asegura el director del festival.

Gaza

Fotograma de "Gaza" (Cedida).

Documental de Garry Keane y Andrew McConnell que retrata la distancia entre la percepción de la opinión pública internacional y la realidad que se vive a diario en la Franja de Gaza, donde sus ciudadanos continúan sus vidas a pesar de estar en el epicentro del conflicto.

Adam

Fotograma de "Adam" (Cedida).

Película de la cineasta marroquí Maryam Touzani que cuenta la historia de Abla, que regenta una pastelería en su propia vivienda en Casablanca en la que vive con Warda, su hija de 8 años. Su vida cotidiana se ve interrumpida cuando una joven embarazada llama a su puerta en busca de empleo y techo.

The Cave

Fotograma de "The Cave" (Cedida).

Documental de Feras Fayyad que retrata el día a día de un grupo de doctoras en un hospital subterráneo de Ghouta (Siria), donde trabajan al límite para curar a los heridos del conflicto mientras se tienen que enfrentar al sexismo de la sociedad en la que viven.

Tel Aviv On Fire

Fotograma de "Tel Aviv On Fire" (Cedida).

Galardonada comedia de Sameh Zoabi que cuenta la historia de Salam, un palestino de treinta años que trabaja en el set de la famosa telenovela palestina "Tel Aviv On Fire". Todos los días pasa un estricto control israelí para ir de Jerusalén a Ramallah hasta que un día tiene un malentendido con Assi, el comandante a cargo del puesto de control. La mujer de Assi es una fanática de la telenova, así que para impresionarla se involucra en ella como guionista.

It Must Be Heaven

Fotograma de "It Must Be Heaven" (Cedida).

Comedia de Eila Suleiman en la que, debido a la nostalgia, viaja por varias ciudades del mundo buscando similitudes con su Palestina natal. En el proceso de encontrar ese nuevo hogar, se da cuenta de que Palestina lo persigue allá a donde va.

Cultura