El Español
Economía
|
Empresas

El empresario gallego Adolfo Domínguez cede la presidencia de la marca a su hija Adriana

El consejo de administración de la marca de moda aprobó hoy el relevo generacional
Punto GA / M. Riopa

El gallego Adolfo Domínguez renuncia a su puesto como presidente de su marca y cede el cargo a su hija mayor Adriana Domínguez, consejera delegada de la firma desde julio del año pasado y que entre 2017 y 2019 ejerció como directora general.

El nombramiento de Adriana Domínguez como nueva presidenta ejecutiva de la marca de moda gallega fue aprobado por unanimidad por los miembros del consejo de administración. Además, hay un informe favorable de la comisión de Nombramientos y Retribuciones, compuesta por consejeros independientes. La hija de Adolfo Domínguez es economista y, según informa la marca en una nota, consiguió junto con el actual director general, Antonio Puente, renovar en cuatro años la gestión de la compañía. Los dos, junto con el nuevo equipo de dirección, devolvieron a la firma un resultado positivo tras diez años de pérdidas logrando incrementar las ventas totales y "especialmente la rentabilidad de las ventas por tienda y del comercio online, con cifras de crecimiento de dos dígitos". Adriana Domínguez se enfrenta ahora a una nueva "etapa compleja" debido a la crisis económica generada por el coronavirus.

Adolfo Domínguez llevaba 28 años al frente de la compañía que él mismo fundó, tras tomar las riendas de sus padres en 1980. Este hecho, sin embargo, no implica su desvinculación de la firma. El ourensano es el principal accionista de la empresa con una participación del 31,5% y se mantiene como consejero dominical.

Economía