El Español
Actualidad
|
A Coruña

El Concello da Coruña calcula que la "factura COVID" le supondrá 20 millones de euros

La alcaldesa de la ciudad coruñesa señaló que esta es la cifra que la Administración local deberá aportar entre los gastos vinculados directamente con la pandemia y la reducción de ingresos por la suspensión de cobros y lamentó, por otro lado, las reuniones entre no convivientes que se produjeron durante el fin de semana
Equipos de protección contra el coronavirus repartidos por el ayuntamiento coruñés.
Concello da Coruña
Equipos de protección contra el coronavirus repartidos por el ayuntamiento coruñés.
Ofrecido por:

La alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, aseguró esta mañana que la "factura COVID" le supondrá al ayuntamiento un desembolso económico de casi 20 millones de euros. El Gobierno local aprobó, desde el primer estado de alarma, 1.341 resoluciones y decretos de emergencia vinculados a la gestión y a gastos extraordinarios por causa de la pandemia, junto a las actuaciones que se cargaron a los presupuestos ordinarios, como los fondos de la renta social y las ayudas de emergencia ya operativas y que tuvieron un incremento en su demanda estos meses. Esta estimación también incluye los 13,2 millones de euros del Plan de Reactivación Económica e Social (PRESCO).

La Alcaldía y la Xunta resolvieron 1.341 resoluciones, de las que, según Rey, más de cien se corresponden a la modificación de normativas "de cara a organizar la ciudad con recursos materiales y humanos". Esto incluye los decretos de terrazas, la limitación del transporte urbano, el teletrabajo, el voluntariado, la atención presencial o telemática y los cambios en los plazos tributarios. El resto se corresponden a contratos y a ayudas de emergencia decretadas por distintas causas, además de la tramitación de otras subvenciones. "En lo referente a las ayudas de emergencia social extraordinaria, figuran un total de 365 pagos por un valor de 123.280 euros, sin contar con las que se tramitaron por vía ordinaria", indica el Concello da Coruña en una nota.

Las inversiones más importantes

Entre las inversiones más importantes, destaca el dispositivo de Riazor para acoger a personas sin hogar, que supuso un desembolso próximo a los 400.000 euros, y los más de 20 convenios para adquirir material de protección como mascarillas, guantes o hidrogel y que superan los 180.000 euros. Por la vía de urgencia se firmaron 18 contratos para desinfectar instalaciones municipales que superaron los 130.000 euros, y dentro de las medidas de emergencia están también los casi 400.000 euros que se destinaron de forma regular a la red de Escolas Infantís Municipais para que los trabajadores recibiesen sus sueldos a pesar del cierre del servicio durante meses.

El valor de los contratos firmados por la vía de emergencia desde el inicio de la pandemia asciende a 3,442 millones de euros y el total de convenios vinculados con la situación actual suman un desembolso de 16,5 millones de euros. "Si los comparamos con las grandes inversiones de los anteriores mandatos, el ayuntamiento destinó en 2007-2011 un total de 14 millones para la construcción del Centro Ágora; en 2011-2015, 12 millones de euros fueron para el túnel de A Mariña y en el anterior gobierno, de 2015-2019, la mayor inversión corresponde a los ocho millones de la cubierta del estadio de Riazor, justo la mitad de lo que ha usado esta ejecutiva en políticas relacionadas con el virus", recoge la nota del Concello da Coruña. Los gastos de la pandemia suponen, según el Gobierno local, la mayor inversión puntal del ayuntamiento en décadas.

Cambio de prioridades

La situación actual provocó un cambio en las prioridades del personal municipal para dedicarle más esfuerzos a gestionar los efectos del coronavirus. En esta crisis sanitaria, según el ayuntamiento, no se computa solo el gasto extraordinario sino también la disminución de ingresos vinculada al cese de actividad. La suspensión del cobro de la tasa de terrazas implica, por ejemplo, dejar de ingresar más de 300.000 euros (150.000 euros anuales).

"Entre los gastos vinculados directamente con la pandemia (16,5 millones), el incremento de gastos ordinarios de otras partidas, principalmente de Benestar Social, y la reducción de ingresos por la suspensión de cobros, la factura COVID-19 asciende a 20 millones de euros, una factura que recae casi íntegra sobre la Administración local, ya que el Concello está actuando en muchos ámbitos que no le compete sin que la Xunta le compense en algún modo por este tipo de actuaciones o habilite líneas de apoyo que reduzcan el impacto en las cuentas municipales", concluye la nota del Gobierno coruñés.

Reuniones entre no convivientes

Rey aseguró que está preocupada por las reuniones que se produjeron este fin de semana entre personas no convivientes al aire libre. "Estamos pasando una crisis sanitaria gravísima y se tomaron una serie de medidas. Sé que es complicado a nivel social, personal y económico, pero si no acatamos esas normas que se imponen, será muy difícil controlar estos datos", indicó la alcaldesa.

La regidora hizo un llamamiento a la responsabilidad individual y pidió a los coruñeses que hagan un esfuerzo para controlar la pandemia y tener una Navidad lo más normal posible. "No podemos poner un policía por persona, ni un policía en cada hogar, por lo que aunque la mayoría cumple, insisto en la responsabilidad que tenemos como ciudadanos", resaltó Inés Rey.

Actualidad