El Español
Actualidad
|
Galicia

El comité clínico gallego se reúne hoy martes y valora si mantener o relajar restricciones

La Xunta podría aplicar "desescaladas" en vista de que la curva de contagios empieza a aplanarse
Personas consumen en las terrazas de establecimientos de Sanxenxo.
Personas consumen en las terrazas de establecimientos de Sanxenxo.

La quinta ola parece que ha alcanzado su pico en Galicia. Este lunes, por primera vez desde el 20 de julio han bajado del millar los nuevos contagios de Covid-19 y los casos activos se han reducido, tras incrementar el domingo después de un ligero descenso el sábado después de más de un mes en continuo ascenso.

Con esta situación epidemiológica que, según señaló ayer el el gerente del Sergas, José Flores, muestra lo que parece ser un aplanamiento de la curva de contagios tras varias semanas de subidas, el comité clínico gallego se reúne este martes para evaluar la situación de la pandemia en la comunidad gallega. A última hora de la tarde, está previsto que el Sergas informe en nota de prensa de los cambios de nivel en los municipios.

Sobre la mesa de los expertos, según adelantó el propio gerente del Sergas, está valorar si se mantienen las medidas en la línea de las actuales o si plantea "desescaladas" en función de la situación epidemiológica.

Esta posible desescalada se plantearía en base a que la situación de esta quinta ola es distinta, sobre todo en la carga hospitalaria, que se aleja mucho de la registrada en las olas anteriores. "No tener tanto impacto a nivel hospitalario tiene que condicionar la repercusión a nivel de la sociedad gallega", aseguró Flores.

Por ello, el gerente del Sergas ha asegurado que "las medidas van a ir en la misma línea". "Vamos a seguir aplicando los mismos criterios que en las dos últimas semanas. Pensamos que podremos empezar a pensar en mantener esas medidas o mismo desescaladas en función de la situación que estamos viendo en los últimos días", afirmó.

En la actualidad, el mapa de niveles de restricciones por municipios está de la siguiente manera:

Primer nivel: riesgo extremo

En este nivel se encuentran aquellos municipios que superen los 500 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días. A partir del sábado 31 de julio estarán los municipios de Boiro, O Barco, Cambados, Meaño, O Grove, Sanxenxo, Burela, Foz, Viveiro, Baiona, Muros y Monterroso.

Segundo nivel: alto

A partir del sábado 31 de julio estarán Avión, Carballo, Arteixo, Fisterra, Oleiros, Arzúa, Melide, Ribeira, A Pobra, Cervo, Ribadeo, Barbadás, O Carballiño, Ourense, Verín, A Illa de Arousa, Marín, Poio, Pontevedra, Vilagarcía de Arousa, Vilanova de Arousa, Gondomar, Nigrán, O Rosal, Tomiño, Vigo, A Coruña, Cambre, Culleredo, Ames, Santiago de Compostela, Ferrol, Lugo, Bueu, Meis, Ponte Caldelas, Ribadumia, A Guarda, Moaña, Mos, O Porriño, Redondela, As Pontes, Ortigueira, Chantada, Monforte, Soutomaior y Cariño.

Tercer nivel: medio

En los que estén por debajo de los 250 casos por 100.000 habitantes y por encima de 150, se encuentran estos municipios de Galicia desde el sábado 31 de julio: Toques, A Capela, Rábade, Monterrei, Riós, Noia, Sada, Mondoñedo, Beariz, Boborás, Vilamartín, Corcubión, Curtis, Rianxo, Pontedeume, Barreiros, O Valadouro, A Pobra de Trives, A Rúa, Coles, A Lama, Barro, Oroso, Pontecesures, Silleda, Teo, Sarria, Vilalba, Maceda, O Pereiro de Aguiar, Ribadavia, San Cibrao, Caldas de Reis, Tui, Bergondo, Cee, Coristanco, Brion, Carnota, Outes, Padrón, Cedeira, Narón, Valdoviño, A Cañiza, Celanova, Arbo, As Neves, Cangas, Ponteareas, Vilanova y Vimianzo.

Cuarto nivel: medio-bajo

Todos aquellos concellos de Galicia que no se encuentren en ninguna de las tres listas anteriores.

Actualidad