El Español
Actualidad
|
A Coruña

El Hospital CHUAC de A Coruña ha realizado más de 6.200 trasplantes desde 1981

La tasa de negativas familiares a la donación de órganos en este hospital descendió al 2,17%, un número muy inferior a la media gallega y nacional
13:47 · 24/01/2020
@EloyTP

Los 230 trasplantes llevados a cabo en 2019 en el Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC) han permitido que este centro sanitario supere la cifra de los 6.200. Este recuento se inició en 1981 y actualmente uno de los datos que más llama la atención en A Coruña es que la negativa de los familiares a la donación de órganos es muy baja, un 2.17%, una cifra muy por debajo de la media gallega en este ámbito (13,45) y la de España (14%).

La actividad trasplantadora del año pasado fue “muy satisfactoria” según confirmó este viernes en una presentación de los datos en el CHUAC el gerente del Área Sanitaria de A Coruña y Cee, Luis Verde, acompañado del Coordinador de Trasplantes, Fernando Mosteiro, la enfermera Valentina Fernández y el responsable del Programa de Trasplante Cardíaco, José Joaquín Cuenca.

Según los datos, los trasplantes más numerosos fueron los de riñón, alcanzando un total de 109 (1 infantil), seguidos de 66 de hígado, 41 de pulmón (2 infantiles), 20 de corazón (2 infantiles) y 2 de páncreas. Además, se realizaron dos dobles trasplantes renopancreáticos.

En cuanto a las donaciones totales en el hospital coruñés en 2019, la cifra aumenta hasta 76, de las cuales 45 procedían de fallecidos y 31 de donantes vivos. En este último grupo las más habituales se dieron entre cónyuges aunque también se registraron casos de padres e hijos, hijos y padres y también entre hermanos.

Las donaciones de tejidos también fueron muy notables, con casi 200 donantes. Los trasplantes más comunes fueron los de médula ósea (67) a los que se añaden los de córnea (40), injertos de vasos (14), huesos (200), membrana amniótica (15) y la esclera o recubrimiento exterior del ojo (7).

Los retos a la orden del día

Para 2020 el CHUAC se ha marcado diferentes metas para las que tiene un largo camino por recorrer hasta diciembre. Entre los objetivos destacan la consolidación de protocolos de detección de donantes extra-UCI, el impulso de la donación en asistolia, es decir, el trasplante de órganos humanos procedentes de donantes a corazón parado; el máximo aprovechamiento de las donaciones multiorgánicas y la continuación de las campañas informativas para reducir la tasa de negativas familiares.

Actualidad