El Español
Actualidad
|
Galicia

El abogado de la joven arrojada desde la Muralla pide pruebas para comprobar si fue drogada

El letrado apunta que "la falta de memoria puede deberse a un traumatismo causado por el golpe" al caer desde 12 metros o "por algo anterior al golpe que la jueza tendrá que investigar"
Shutterstock

La joven que a principios de noviembre cayó desde desde la Muralla de Lugo al patio interior de una vivienda en la zona de la Plaza del Ferrol, (una altura aproximada de 12 metros) supuestamente empujada por un vecino de la ciudad que conoció en una noche de copas, «podría haber sido drogada» antes de este incidente.

Esta sospecha ha sido trasladada por su abogado y letrado a su vez del colectivo Arelas (Asociación de familias de menores trans), Miguel Vieito, que ha pedido a la jueza que instruye el caso la realización de pruebas de cabello o sangre para detectar la presencia de estupefacientes en el cuerpo de la joven la noche que ocurrió todo. «Hai episodios da noite que a chica non recorda. Esta falta de memoria pode ser polo traumatismo do golpe producido pola caída ou por algo anterior ao golpe que a xuíza terá que investigar», afirma.

A su vez, Vieito apunta que la joven de 23 años está «nun momento delicado, con medo a secuelas a medio e longo prazo e con sufrimento por ter que revivir continuamente os feitos», a la vez que subraya que este caso «pode ter compoñente de odio», dado que la joven es transexual. En cuanto al proceso judicial que se está llevando a cabo, ha dejado claro que «está sendo moi respetuoso», a la vez que ha confirmado que la afectada está contando con la asistencia de la Oficina de Atención a la Víctima (donde ayudan a la afectada una trabajadora social y una psicóloga clínica).

De momento la jueza no se ha pronunciado sobre si acepta o no la realización de estas pruebas y el abogado y su representada esperan también la respuesta judicial al escrito de personación presentado sobre este asunto. En este sentido, Vieito ha argumentado que «confían o 500% na xuíza de instrucción e no sistema de xustiza penal».

Lesiones graves y omisión del deber de socorro

En el momento de los hechos, fue detenido un varón vecino de Lugo como presunto autor de sendos delitos de lesiones graves y omisión del deber de socorro por «empujar a la chica» y marcharse del lugar «dejándola tirada en el fondo de un patio interior», según la Policía Nacional. Los hechos ocurrieron de madrugada, cuando la joven que estaba en la calle de los vinos de Lugo, la Rúa Nova, conoció a un chico con el cual tomó unas consumiciones.

Posteriormente, se dirigieron al adarve de la Muralla donde, según las investigaciones realizadas, «tras una discusión el chico golpeó a la mujer», que cayó «desde una altura de 12 metros al patio interior de una vivienda. El varón se marchó del lugar y, asegura la Policía, dejó a la chica «tirada en el suelo, en estado grave, con una pierna rota, varias vértebras fracturadas y una muñeca fracturada, sin prestarle auxilio».

A las 07:00 horas un transeúnte que caminaba por el adarve de la Muralla, relata la Policía, «escuchó gritos de auxilio, que no sabía de donde provenían y, tras un momento, pudo localizar el lugar y ver a la chica tirada en el fondo de un patio interior, con lo que llamó a los servicios de emergencias». Personados en el lugar dotaciones de Policía Local, Bomberos y 061, lograron rescatar a la mujer y fue trasladada al Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA).

Asimismo, el supuesto responsable de los hechos,  ha quedado en libertad hace días investigado por un delito de tentativa de homicidio. Fuentes judiciales indicaron que el varón, tras comparecer en el juzgado, ha quedado en libertad investigado por tentativa de homicidio, con la prohibición de aproximarse y comunicarse con la víctima y con la obligación de comparecer semanalmente en el juzgado.

Actualidad