El Español
Actualidad
|
Santiago

Dos detenidos en Santiago de Compostela por extorsión y pertenencia a un grupo criminal

Hay 13 personas investigadas en todo el territorio nacional y han sido identificadas más de 70 víctimas
Policía Nacional

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Santiago de Compostela, en colaboración con los de Palma de Mallorca, han detenido, tras varios meses de investigaciones, este mes de mayo a dos personas con domicilio en la ciudad por supuestos delitos de extorsión y pertenencia a grupo criminal, así como a la identificación e imputación de al menos 13 personas en todo el territorio nacional.

Así lo ha informado la Policía Nacional, que ha relatado que las investigaciones se iniciaron en enero de este año a raíz de una denuncia tramitada por una de las víctimas en la Comisaría de Palma de Mallorca. En esta caso se trataba de un cliente de páginas de contactos que, tras acceder a una conocida página web, comenzó a recibir múltiples mensajes y llamadas para que pagara una supuesta deuda contraída por el uso de dichos servicios, por lo que llegó a abonar 4.800 euros, destaca la Policía.

Por parte de la Brigada Local de Policía Nacional de Santiago y la Brigada Provincial de Policía Judicial de Mallorca se ha podido identificar en un primer momento a más de 70 víctimas, lo que ha derivado en una investigación a nivel internacional.

Recientemente se han detectado denuncias con hechos similares y un mismo "modus operandi", indica la Policía, que consiste en "aprovechar el acceso del usuario a páginas donde se ofrecen servicios sexuales, para posteriormente extorsionarlos para que realizaran el pago del supuesto coste generado por el uso de acceso a los servicios ofertados en las páginas visitadas".

"Las víctimas, ante el temor que provocan los extorsionadores, bajo amenazas de grave daño físico a él o a sus familiares, acaban pagando llegando en algún caso a pagar más 5.000 euros", avisa la Policía Nacinoal.

No pagar

La Policía aconseja , ante cualquier amenaza de este tipo, "no pagar", puesto que, matiza, "no garantiza que vayan a cesar", y se recomienda "poner los hechos de forma inmediata en conocimiento de la Policía". En relación a las denuncias de estafas realizadas en la Comisaría de Santiago relacionadas con nuevas tecnologías, la forma de operar de los estafadores "es muy variada", señalan las mismas fuentes.

"En alguna de las denuncias se han hecho pasar por un proveedor de una conocida empresa, copiando todos los datos de la empresa real y emitiéndola una factura idéntica donde los estafadores han cambiado solo el numero de cuenta de destino, consiguiendo en este caso más de 13.000 euros", apunta la Policía.

En otra de las ocasiones, y con el mismo sistema ilícito intentaron cobrar, sin conseguirlo, una factura de más de 400.000 euros. "No siempre se hacen pasar por empresas reales, una empresa ficticia ofrecía por Internet material informático a buen precio, y una de las víctimas tras realizar el pago de más de 10.000 euros, no llegó a recibir nunca el material, comprobándose posteriormente por esta comisaría que dicha empresa no existía", explica.

Otra manera de operar de estas organizaciones es haciéndose pasar por broker de gestión de criptomoneda o de inversiones con alta rentabilidad. En estos casos, sostiene la Policía, les facilitan enlaces web e información de la rentabilidad y las ventajas de invertir inicialmente pequeñas cantidades de dinero.

Falsos inversores

"Los falsos inversores periódicamente informan a las víctimas de lo exitosa de la inversión, la cual supuestamente ha crecido aritméticamente llegando a multiplicarse por 10 las cantidades invertidas", advierte la Policía.

Con este "sistema" consiguen más inversiones, "no descubriéndose el engaño hasta el momento en que las víctimas quieren recuperar la inversión y los beneficios, habiéndose denunciado recientemente dos estafas iguales por 11.000 y 25.000 euros", agrega.

Pariente lejano

Otro sistema es el "timo del pariente lejano en aduana", concreta la Policía, por el que la víctima comienza a recibir mensajes a través de WhatsApp a altas horas de la madrugada desde un número extranjero, de alguien haciéndose pasar por su primo y que está supuestamente retenido en un aeropuerto internacional por no cumplir los requisitos de entrada por el Covid.

Para conseguir trasferencias ilícitas de dinero relatan que contacta con ella para evitar preocupar a su familia, que tienen retenido todo su equipaje y que en una de sus maletas llevaba todos sus ahorros, que ascienden a miles de dólares.

Para hacerlo más real la víctima recibe a continuación varios mensajes de alguien que dice ser empleado de la aerolínea, que le pide que le remita sus datos personales y con diversas excusas, le piden que realice diversos pagos para recuperar el equipaje de su familiar a través de empresas de envío de dinero, "llegando en este caso a realizar varios pagos por valor de más de 11.000 euros", resalta la Policía.

Sextorsión

También se ha detectado el sistema de "sextorsión", por el que, tras establecer un primer contacto en páginas de citas, le solicitan redirigirse a otra red social, para tener videollamadas. En las mismas les piden mantener relaciones sexuales virtuales o que se desnuden y muestren sus partes intimas, para posteriormente mandarle "pantallazos" de las mismas y pedirle que pague de forma inmediata una cantidad elevada de dinero, en el último caso le solicitaron 7.000 euros, si no quiere que las difundan en redes sociales y a todos sus contactos.

Las Redes Sociales de la Policía Nacional, subraya, "se han convertido en una de las mejores herramientas para informar y alertar a la ciudadanía sobre ciberdelincuencia, a través de sus cuentas en Facebook, Instagram, Tik Tok y Twitter". En las mismas se ofrece información actualizada sobre nuevos fraudes por Internet y consejos de prevención.

La Policía Nacional quiere alertar de la proliferación de este tipo de ilícitos penales en el ámbito de las nuevas tecnología, y de los diversos "modus operandi". "Se debe desconfiar ante correos electrónicos, SMS o llamadas inusuales e inesperadas y tratar de asegurarse antes de realizar ningún tipo de pago o facilitar datos personales, sin comprobar previamente la veracidad de las mismas", concluye.

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad