El Español
Actualidad
|
Galicia

Dificultades en el Juan Cardona de Ferrol debido a la espera del concierto con el Sergas

Desde el centro sanitario confían en que "la pasividad negociadora del Sergas de los últimos meses cambie" y esperan que puedan concluirse cuanto antes las negociaciones del nuevo concierto

El Hospital Juan Cardona de Ferrol está a la espera del nuevo concierto con el Sergas y a esta incertidumbre se le unen las dificultades ocasionadas en el centro debido a la crisis económica que le ha causado la práctica paralización de su actividad derivada del Servicio Galego de Saúde así como su puesta a disposición de las autoridades sanitarias durante la pandemia. A su vez, desde la gerencia del centro sanitario se ha anunciado que en los próximos días habrá un período de consultas con la representación de los trabajadores para la adopción de posibles medidas que palien esta complicada situación.

Uno de los principales conflictos se centra en que a finales del año pasado el hospital ferrolano trasladó al Sergas una propuesta de renovación del concierto y aún está pendiente que se celebre la primera reunión con la gerencia del centro sanitario el próximo 1 de julio. Además, el concierto actual venció el pasado 31 de marzo, aunque fue prorrogado por el Sergas ante la crisis del coronavirus, hasta un máximo de seis meses tras la finalización del estado de alarma.

Según responsables del Juan Cardona, el hospital ha intentado negociar en el último año las condiciones del concierto que mantiene con el Sergas y lamentan que no se haya atendido su demanda hasta ahora. Desde la dirección del centro sanitario explican que el concierto fue denunciado en el mes de noviembre, con vistas a tener negociado y firmado uno nuevo antes de la conclusión de su vigencia (el 31 de marzo de 2020), pero denuncian que se ha postergado esa negociación pese a las múltiples peticiones hechas desde el hospital. No obstante, las mismas fuentes sostienen que “se ha prorrogado por razones de interés público por un periodo de seis meses desde la finalización del estado de alarma o hasta que se firme uno nuevo”. Desde el centro sanitario confían en que "la pasividad negociadora del Sergas de los últimos meses cambie" y esperan que puedan concluirse cuanto antes las negociaciones del nuevo concierto.

Asimismo y pese a la situación actual de crisis económica en el centro derivada de la pandemia, fuentes del Juan Cardona hacen hincapié en que "durante todo este tiempo los trabajadores mantuvieron sus puestos de trabajo, a pesar de que en algunos servicios la actividad llegó a cesar completamente".“La baja actividad derivada de los últimos meses, sumada a las tarifas actuales, hacen que el resultado económico sea negativo”, apuntan desde el hospital, a la vez que para afrontar esta crisis en los próximos días comenzará un período de consultas con la representación de los trabajadores del hospital. El objetivo es tratar diferentes medidas laborales que permitan paliar las pérdidas económicas existentes y preservar la viabilidad del hospital.

Aunque no tienen el agravante de encontrarse con la incertidumbre de un concierto vencido, la situación económica negativa que atraviesa el Juan Cardona no es exclusivamente suya, sino que también la sufren otros centros sanitarios privados. En estos hospitales la pandemia les impidió realizar su actividad ordinaria y su declaración como servicios esenciales también les impidió adaptar sus plantillas a las necesidades productivas de cada momento, tal y como hicieron con los ERTE las demás empresas. De esta forma, muchos han entrado en pérdidas y esto ha sido denunciado por la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE) y la Asociación de Hospitales de Galicia (AHOSGAL).

Ambas asociaciones han demandado al Gobierno la adopción de diferentes medidas “para paliar el deterioro económico causado por la actividad de servicio asistencial desarrollada durante la pandemia y el consiguiente impacto al sector como actividad esencial sin medidas de reorganización laboral.”

Actualidad