El Español
Actualidad
|
Provincia de Lugo

Denunciado un joven sin mascarilla en Lugo por desobedecer a agentes que le instaron a ponerla

A las 00:05 horas de este lunes agentes de Policía de Barrio observaron la presencia de dos personas en la calle Reiseñor, una de las cuales no llevaba la mascarilla obligatoria, a pesar de "no permanecer a suficiente distancia de seguridad de la otra"
Pixabay

LUGO, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Local de Lugo han denunciado a un joven este lunes por desobedecer a los municipales que le instaron a ponerse la mascarilla en la calle cuando estaba junto a otra persona.

Según ha relatado la Policía Local, a las 00:05 horas de este lunes agentes de Policía de Barrio observaron la presencia de dos personas en la calle Reiseñor, una de las cuales no llevaba la mascarilla obligatoria, a pesar de "no permanecer a suficiente distancia de seguridad de la otra".

Por ese motivo, el joven fue identificado y denunciado por infracción a la Ley de Salud de Galicia. A este individuo, además, le advirtieron de que el uso de la mascarilla es obligatorio, a lo que respondió, indican las mismas fuentes policiales, "que ya la pondrá, pero que en cuanto se vaya la Policía la volverá a quitar".

Ante la insistencia de los agentes, el joven se puso la mascarilla, pero cuando los policías se ausentaban del lugar observaron como el chico denunciado, que seguí junto a otra persona, "se quitaba la mascarilla de nuevo". Por ello, ha sido denunciado por infracción a la Ley de Seguridad Ciudadana por desobediencia a los agentes de la autoridad.

Hojas de reclamación

Por otra parte, durante la mañana del pasado sábado 22 de enero agentes de Policía de Barrio acudieron a un establecimiento de hostelería de Camiño Real porque se negaban a facilitar las hojas de reclamación a una clienta.

Una vez en el lugar, los policías se pusieron en contacto con la requiriente del servicio, quien manifestó que se negaban a servirle una segunda consumición y a facilitarle las hojas de reclamaciones.

Las mismas fuentes han señalado que el personal del establecimiento explicó a los agentes que se negaron a servir de nuevo a esa clienta porque "tiraba la comida de la tapa en el suelo para que se la comiesen las palomas", apuntan, con las "consecuentes molestias para el resto de clientes". Finalmente facilitaron las hojas de reclamaciones a la mujer.

Actualidad