El Español
Actualidad
|
A Coruña

Denunciada una cafetería de A Coruña por abrir tras el orden de cierre por coronavirus

Los agentes recibieron una alerta vecinal indicando que el local, ubicado en Pascual Veiga, permanecía abierto y con clientes, después de que se le advirtiese de que no podía continuar su actividad
Calle Pascual Veiga en A Coruña
Calle Pascual Veiga en A Coruña
Ofrecido por:

La Policía Local indica que durante la tarde de ayer una patrulla se trasladó hasta una cafetería localizada en Pascual Veiga, tras recibir un aviso que indicaba que el local permanecía funcionando con normalidad a pesar de la prohibición de abrir tomada por la Xunta para evitar la propagación del coronavirus.

Sobre las 15.00 horas, los agentes se desplazaron al local y pudieron comprobar que efectivamente mantenía su actividad de manera ordinaria. En el interior localizaron al responsable del establecimiento y a una camarera. Ambos alegaron que no estaban ofreciendo su servicio al público, sino que estaban limpiando y organizando la cafetería. Ante la situación, los polícias les informaron de la prohibición de actividad.

Después de alertar de lo ocurrido al jefe de turno, y de la sospechas de incumplimiento de la medida, se ordenó que un coche de la Policía Local realizase una vigilancia en la zona para comprobar si el local seguía abierto. Así, los agentes constataron que efectivamente la cafetería continuaba en funcionamiento por lo que advirtieron al responsable del local, requiriéndole por escrito, que estaba prohibido su apertura.

Más tarde, a las 20.04 horas, la Policía recibió una alerta vecinal indicando de que la cafetería seguía abierta y con clientes en su interior. Por ese motivo, y tras comprobar los agentes que efectivamente el local continuaba incumpliendo las normas, se procedió a emitir una denuncia "desobediencia a las prohibiciones decretadas por la autoridad competente, ordenándole el cierre y desalojo inmediato del local".

Denunciado un menor por consumo de alcohol

La Policía Local indica que durante la noche del viernes una patrulla de refuerzo nocturno para controlar el botellón y otras actividades de ocio en el patio interior del colegio Sanjurjo de Carricarte, en la zona de Monte Alto, detectó a un grupo de tres jóvenes consumiendo bebidas alcohólicas. Entre los chicos se encontraba un menor de 17 años al que los agentes interpusieron una denuncia por infringir la normativa vigente.

Además, se avisó a su madre para que fuese a hacerse cargo del adolescente, que olía fuertemente a alcohol. El menor, al detectar la presencia policial tiró un vaso con bebida y reconoció a los agentes haber tomado tres cubatas de ron y varias cervezas. Todos los jóvenes eran vecinos de las inmediaciones y se les pidió que abandonasen inmediatamente el recinto, advertidos de las consecuencias de reincidir en dicha actividad.

Pintadas en la calle

Por otro lado, las autoridades manifiestan que sobre las 2.30 horas del sábado recibieron una llamada en la centralita avisando de que un joven estaba realizando una pintada en un garaje en la confluencia de las calles Torreiro con Voluntariado.

En ese momento se encontraba en las inmediaciones un coche patrulla de refuerzo de control del botellón y del ocio nocturno, que se desplegaron a pie al lugar de los hechos en donde encontraron a un varón de 36 años pintando bajo el pseudónimo de “MAGIC” y con alusión a “Covic 20”.

Los agentes pudieron identificar al autor, un infractor reincidente, por lo que los hechos "también serán puestos en conocimiento de los peritos calígrafos contratados por el servicio municipal de medio ambiente para emprender las acciones legales que consideren oportuno".

Positivo en droga

La Policía Local también ha realizado controles preventivos de seguridad vial durante los cuales denunciaron de manera administrativa a un conductor por dar positivo en drogas.

El infractor fue sancionado con una multa de 1.000 € y la retirada de 6 puntos en su permiso de conducir. Del vehículo se hizo cargo otro conductor.

Igualmente, otra persona fue demandada ante el Juzgado de Guardia por un delito contra la seguridad vial (alcoholemia penal). El conductor, de 46 años de edad dio positivo (0,98 y 0,93 mg/l).

Actualidad