El Español
Actualidad
|
Galicia

Coronavirus: Reclaman enfermeros escolares en todos los centros educativos de Galicia

Los colegios profesionales de enfermería de las cuatro provincias y dos asociaciones nacionales denuncian que el protocolo de la Xunta "pone en los docentes toda la responsabilidad" en materia de prevención y aseguran que la falta de un profesional sanitario en los colegios e institutos "contribuirá a sobrecargar los servicios de atención primaria"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 Ago. (EUROPA PRESS)

Los colegios oficiales de enfermería de A Coruña, Lugo, Ourense y Pontevedra, junto con las asociaciones AMECE (Asociación Nacional e Internacional de Enfermería Escolar) y ACEESE (Asociación Científica Española de Enfermería y Salud Escolar), han solicitado, mediante un escrito a las Consellerías de Sanidade y Educación, Universidade e Formación Profesional, la "cooperación y trabajo conjunto para la implantación de la figura de la enfermera escolar" en todos los centros educativos de Galicia.

A través de un comunicado de prensa advierten de que el protocolo de la Xunta de Galicia para la prevención de la covid-19 en estos centros "pone en los docentes toda la responsabilidad de la tarea de prevención".

Por ello piden "la implantación de la figura de la enfermera escolar
como líder en la prevención y atención sanitaria en los colegios". "La falta de una figura sanitaria profesional en los centros educativos contribuirá a sobrecargar los servicios de atención primaria, que a pesar de ser la primera barrera de detección de brotes, no han visto sus plantillas reforzadas", avisan.

Critican que el protocolo estipulado por la Xunta de Galicia "hace responsables a los directores y docentes de las escuelas de desarrollar la función coordinadora de COVID-19, la interlocución con la administración y la elaboración de un plan de adaptación a situación COVID-19 en el curso 2020-2021, individualizado para cada centro, que debe incluir protocolos de actuación y medidas de prevención, higiene y promoción de la salud; además de continuar con sus labores de docencia habituales".

Las cuatro organizaciones colegiales de enfermería gallegas y las asociaciones AMECE y ACEESE consideran que es "poco acertado que estas tareas recaigan en el profesorado, que sin dejar de ser grandes profesionales, no tienen los conocimientos necesarios".

"Esto, junto con el plan de formación al profesorado que se está ofertando, no suple la necesidad de la presencia de una enfermera profesional en el centro, además de que pone en los docentes toda la responsabilidad de la tarea de prevención", inciden.

Por otro lado, lamentan que "estas medidas no han sido consensuadas con los centros de salud a tan solo tres semanas del inicio del curso escolar".

Según apuntan, "la presencia de profesionales de enfermería escolar en los centros educativos de Galicia es ínfima, limitándose a unos pocos centros privados, concertados y de educación especial, siendo inexistente en los centros públicos".

Sin embargo, opinan que "esta figura sería clave en los centros educativos como líder de los equipos COVID-19 sugeridos por la administración"

Añaden al respecto que "la función de la enfermera escolar va más allá de resolver dudas", ya que "formaría parte efectiva de la comunidad escolar y de la planificación organizativa y curricular de los centros educativos, algo totalmente inasumible por los centros de atención primaria".

Satse

En la misma línea, el Sindicato de Enfermería (Satse) ha criticado que el Gobierno central y las consejerías de Sanidad y Educación de las comunidades autónomas "no hayan acordado priorizar la protección de la salud de los niños y jóvenes frente a la COVID-19 a través de la implantación generalizada de la enfermera escolar".

En otro comunicado, Satse denuncia que, pese a las "reiteradas demandas" de propiciar la implantación generalizada del enfermero escolar, tanto el Ejecutivo central como los de las diferentes comunidades autónomas han optado, en la reunión celebrada este jueves sobre el inicio del curso escolar, por "no propiciar la presencia de estos profesionales sanitarios para realizar labores de atención, formación, prevención y fomento de hábitos de vida saludables, las cuales resultan especialmente decisivas en el próximo curso escolar".

"Todos los responsables de los ministerios y consejerías autonómicas de Educación y Sanidad están asumiendo el grave riesgo y la gran responsabilidad de que no haya un profesional sanitario, como es la enfermera o enfermero, para evitar la aparición y propagación de la COVID-19 en los centros educativos", apuntan desde la organización sindical.

Por ello, Satse ha dado instrucciones a sus servicios jurídicos para que estudien la situación de cara a una posible reclamación futura de depuración de responsabilidades al entender que "no se han puesto todos los medios y recursos disponibles para garantizar la salud y seguridad de los alumnos y alumnos, así como del resto de la comunidad educativa".

En todo caso, y después de escuchar las palabras de la ministra de Educación, Isabel Celaá, considerando una "estupenda idea" la presencia de la enfermera escolar, Satse confía en que en próximas fechas las distintas autoridades competentes "reconsideren su actual postura y propicien la implantación del enfermero escolar". Al respecto, recuerda que la Comunidad de Madrid ya ha dado algunos pasos al anunciar la contratación de enfermeros para sus centros educativos.

Actualidad