El Español
Actualidad
|
Galicia

Coronavirus: Galicia modificará la Lei de Saúde para gestionar la pandemia

El Gobierno gallego se basa en el respaldo del Tribunal Superior de Xustiza y tipifica en el documento unas 30 infracciones, además de establecer un control más estricto de las personas enfermas y sus contactos
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.
EP
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció este mediodía una modificación de la Lei de Saúde de Galicia que le permita al Gobierno gallego gestionar la pandemia. Feijóo aseguró que los servicios jurídicos de la Xunta advierten que el Estado de Alarma no es un instrumento adecuado para este fin y que es necesario modificar la ley, algo que ya le propuso a Pedro Sánchez el pasado 8 de octubre.

Feijóo defendió que el Gobierno central se dote de una ley orgánica para gestionar la pandemia de coronavirus, algo que por ahora no se produjo. Por esta razón, Galicia usará esta herramienta y modificará la Lei de Saúde. "La mejor respuesta a una pandemia es una ley que la regule", aseguró el líder del PP en una rueda de prensa después del Consello da Xunta celebrado esta mañana.

"Lo responsable y lo leal es decirle al Gobierno que nos estamos equivocando, y decirle que cuando uno se equivoca lo único que puede hacer es rectificar. Nos gustaría tener una ley para gestionar el problema que tenemos encima de la mesa", insistió Feijóo. El presidente gallego aseguró que "no procede" decretar un estado de alarma ante cada rebrote o utilizarlo como un método permanente o intermitente durante el próximo año o año y medio. Feijóo explicó que no se sabe lo que va a durar la pandemia: "Lleva siete meses con nosotros y todo parece indicar que va a estar todo el próximo 2021".

El presidente de la Xunta acusó al Gobierno central de trasladar responsabilidades a las comunidades autónomas y aseguró que es necesario hacer un "cursillo rápido de aprendizaje" sobre qué se puede hacer en cada una de ellas, e incluso en cada provincia y ayuntamiento. "Es difícil que los ciudadanos entiendan lo que estamos haciendo los responsables políticos", indicó Feijóo.

La reforma de la Lei da Saúde

El Consello da Xunta evaluó una ley para gestionar la pandemia con un marco normativo para Galicia, con la seguridad jurídica que esta norma daría. Feijóo espera que el Parlamento de Galicia apruebe el trámite con la mayor urgencia posible e indica que la ley presta atención a las medidas preventivas al mismo tiempo que va a afectar a los derechos y libertades de la ciudadanía.

Las medidas preventivas harán referencia a la seguridad e higiene, como el uso de la mascarilla, la prohibición de beber en la calle ("se terminó el botellón en Galicia"), los horarios... También se realizará un control más estricto en cuanto a las personas enfermas y los contactos estrechos en riesgo. A este respecto, Feijóo nombró la posibilidad de hacer aislamientos obligatorios en el domicilio o internamientos obligatorios en los hospitales; el sometimiento a tratamientos específicos; la obligación de vacunarse si así lo dicen las autoridades sanitarias; las medidas que limiten la movilidad diurna y nocturna; y las restricciones a las agrupaciones de personas.

Estas medidas tendrán que ser "acaídas, necesarias y proporcionadas" siempre que afecten a las libertades fundamentales y será necesario notificárselas al Tribunal Superior de Galicia. Precisamente, según apuntó el presidente de la Xunta, la norma se basa en las capacidades del Gobierno y en el apoyo del tribunal a anteriores propuestas del comité clínico mediante los autos que emitió respaldando las restricciones. La modificación de la ley, según Feijóo, se debe a una necesidad de gestionar mejor la pandemia con independencia de los estados de alarma y de evitar que los ciudadanos estén "en sobresalto permanente".

Otro de los aspectos que recoge esta nueva ley es la tipificación de unas 30 infracciones, que podrán suponer multas de hasta 3.000 euros en el caso de las más leves y hasta 600.000 en las muy graves. La multa por no usar mascarilla se mantiene en los 100 euros, aunque puede ser más elevada si la persona es reincidente.

Actualidad