El Español
Actualidad
|
A Coruña

"Comprad una rosa": Coruñeses piden ayuda en redes para un florista afectado por el cierre

El propietario del negocio calcula una bajada de las ventas del 50% respecto al Día de Difuntos de 2019 y está recibiendo devoluciones de flores por las restricciones
Twitter
Ofrecido por:

Vecinos del barrio de Matogrande (A Coruña) se están haciendo eco a través de twitter de la complicada situación que está pasando a causa del cierre perimetral de las principales ciudades gallegas un negocio que lleva años en la zona, la Floristería Santi. Estos clientes han hecho un llamamiento para que la gente acuda a comprar al local "aunque sea un rosa", dado que las nuevas restricciones de la Xunta han perjudicado en gran medida a la floristería y se están realizando devoluciones de pedidos que habían sido adquiridos con la celebración del Día de Difuntos mañana, 1 de noviembre.

"A mi amigo Santi de la Floristería Santi en Matogrande y que sobrevive de estos tres días básicos para su funcionamiento le están devolviendo los pedidos de flores debido a las nuevas restricciones. Os lo comento por si podéis hacer RT y que alguien le compre una rosa al menos", escribió un coruñés en twitter con la intención de que la publicación llegue al mayor número de gente posible y que se compren más flores en el negocio de su amigo.

El propietario de la floristería, ha reconocido que "está acusando mucho las devoluciones de pedidos" y a falta de que transcurra el día de hoy, calcula que las ventas se habrán reducido "aproximadamente un 50%" respecto al Día de Difuntos del año pasado.

"El cierre ha conllevado pérdidas porque bajo una previsión de ventas compras una determinada cantidad de flores y ésta no se ha cumplido. Gente fiel que compra todos los años en estas fechas no ha venido porque mañana no podrá acudir a los cementerios donde están sus familiares ya que estos lugares se encuentran fuera de A Coruña o en aldeas lejanas", explica, a lo que añade que la diferencia respecto a otras ocasiones es notable porque el día previo al 1 de noviembre "era imposible que pudiese atender el teléfono" debido al intenso trabajo que conllevan las decenas de pedidos de flores.

Actualidad