El Español
Actualidad
|
A Coruña

Sanidade cierra en Arteixo (A Coruña) la hostelería y suspende actividades no esenciales

Sanidade pide un "esfuerzo extra" a los habitantes del municipio coruñés y de los ayuntamientos de Xinzo de Limia (Ourense) y Viveiro (Lugo), donde la incidencia acumulada aumentó considerablemente en la última semana
Panorámica de Arteixo.
Panorámica de Arteixo.
Ofrecido por:

El comité clínico gallego analizó esta mañana la situación epidemiológica en la comunidad y explicó las medidas anunciadas ayer, según las cuales 55 ayuntamientos más pasaron al nivel máximo de restricciones. Los expertos decidieron, además, pedir un esfuerzo extra a los municipios de Arteixo (A Coruña), Viveiro (Lugo) y Xinzo de Limia (Ourense), donde se decreta el cierre completo de la hostelería y la suspensión de toda actividad no esencial a partir del jueves (incluido).

Estos tres ayuntamientos tienen una elevada incidencia, por encima de los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes. El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, explicó que la situación "preocupa especialmente" al tratarse de localidades con más de 10.000 habitantes en los que se produce una gran movilidad. La Xunta decidió pedir un "esfuerzo extra" a los ciudadanos y endurece las medidas para frenar la transmisión del coronavirus en estos tres municipios.

Incidencia superior a 1.000

Arteixo tiene una incidencia acumulada a 14 días de 1.300, mientras que hace una semana era superior a 576, lo que hacía "evidente" la necesidad de "tomar una decisión". Viveiro estaba hace siete días con incidencia acumulada de 1.034, mientras que ayer era 1.681. Xinzo de Limia, por último, tenía 105 casos (1.080 de incidencia) hace una semana y aumentó hasta casi 200, con una incidencia de 1.986.

Esta "explosividad" en el incremento de casos positivos, unido a los otros parámetros que cada semana analiza el comité clínico, llevó a la Xunta a decretar el cierre de la hostelería y la suspensión de las actividades no esenciales en estas tres áreas. Así, los hosteleros no podrán atender a los clientes ni en el interior ni en el exterior de sus establecimientos, aunque si está permitido el servicio a domicilio y la recogida en el local.

La hostelería no es la única que echa el cierre en estos tres ayuntamientos. Gimnasios, establecimientos de juego y bibliotecas no podrán abrir, mientras que las actividades culturales y sociales y los espectáculos públicos quedan suspendidos.

El conselleiro de Sanidade aseguró que éste será el modelo que la Xunta aplicará en caso de que otros municipios gallegos de más de 10.000 habitantes lleguen a niveles similares de incidencia acumulada.

Actualidad