El Español
Economía
|
Comercio local

By Manuela: Estilosos bolsos "multiusos" diseñados por dos madres gallegas

Marta y Gema suman cinco hijos, que les han aportado la fuerza y el ánimo necesario para levantar una marca de bolsos que en su medio año de vida ya es todo un éxito y que cosecha clientes hasta en Canarias
Marta y Gema en su taller de A Coruña.
Quincemil
Marta y Gema en su taller de A Coruña.
Ofrecido por:

Madres, amigas y compañeras de aventuras en la vida y en el mundo laboral. Así son Gema Follente y Marta Graíño, dos mujeres emprendedoras de Monte Alto (A Coruña) que desde hace seis meses comparten un exitoso proyecto común: la marca By Manuela. El nombre se debe a que una de las hijas de Graíño, de la que Follente es madrina, tiene este nombre y el proyecto surgió a raíz de que no encontraban bolsas que se adaptaran a su vida cotidiana, que pudieran llevar al parque con los niños y también para tomar algo entre amigos. "Como no la encontrábamos, decidimos hacerla", reconocen, una filosofía que han seguido a raja tabla y que ha dado sus frutos ya que lo que empezó como un hobby ahora se ha convertido en su ocupación.

"Buscamos y solo encontrábamos las típicas bolsas de tela básicas que no decían nada, entonces compramos telas y Gema hizo todo lo demás", rememora Graíño, que ayuda a su amiga en la marca y es la encargada de investigar todo lo referente a las tendencias y buscar las mejores telas, siempre en tiendas locales del barrio o de otros puntos de la geografía gallega. Además, la coruñesa está aprendiendo a coser para ayudar a aumentar la producción de By Manuela, ya que de momento cuentan solo con una máquina y las mágicas manos de Gema para realizar su producto estrella. Follente era aficionada a la costura pero ha aprendido todo lo que sabe de manera autodidacta, y anteriormente trabajó en tiendas de moda y en un supermercado.

"Estamos contentas, entre las dos tenemos cinco hijos y los padres y abuelos juegan un papel grande en todo esto. Queríamos bolsas con las que te veas guapa, que vayas con los niños y metas de todo pero también bajes con las amigas a dar una vuelta un poco arreglada", comentan. "Lo que nos gusta lo hacemos", admiten, y prueba de ello son los numerosos tipos de bolsas que tienen disponibles y de distintos materiales, desde borreguillo hasta bambula (tejido de algodón suave), muy presente en los diseños que han sacado más recientemente y orientados sobre todo al verano que empezará en un par de meses.

El poder de las redes sociales y complementos vintage

https://www.instagram.com/p/CNPZR19DtsV/?utm_source=ig_web_copy_link

El "boom" de la marca se produjo sobre todo después de que las responsables de By Manuela mandaran uno de sus bolsos a Elba (@elbious en instagram), una coruñesa con más de 16.000 seguidores en su perfil que subió varias imágenes, lo que provocó que decenas de personas comenzaran a interesarse por estos nuevos bolsos. Follente se muestra agradecida por esta difusión y añade que también "mantuvieron el tirón en el tiempo porque la bolsa gusta y el boca a boca es muy poderoso".

"Hay clientas que no nos conocían de nada y ya han comprado cinco bolsas. Empezó como un juego pero ahora es algo serio que hay que hacer bien, se fue abriendo el mercado", afirma, sobre lo que matiza que continuarán enviando sus productos a mujeres de referencia gallegas de las redes sociales para seguir ampliando horizontes y llegar a diferentes sectores de potenciales clientes.

Una de las últimas novedades es la introducción en la oferta de productos de los pañuelos vintage de seda, cuyas originales telas son en parte gracias al mérito de Graíño, que "rebusca" en tiendas de barrio que llevan medio siglo abiertas cuyas dueñas tienen retales de todo tipo y que las "Manuelas", como se hacen llamar las responsables de la marca, califican como "pequeños tesoros". "De los pañuelos igual hay solo cuatro de cada tipo por lo que cuesta conseguir determinados estampados y la cantidad que queda en las tiendas", detallan.

Ediciones limitadas y nombres de mujer

Pana, borreguillo, loneta, bambula, lino...las "Manuelas" se atreven con infinitos materiales para hacer sus exclusivas bolsas, que de cara a la llegada del calor ya están planteando que luzcan con tonos claros "y jugar con los neutros". Ambas cuentan que cuando crean "ediciones limitadas" es porque encuentran determinadas telas como la de la bolsa Petra (que llama la atención por sus formas geométricas y colorido) que "son únicas, difícilmente se encuentran todos los días y menos en mucha cantidad".

Follente cuenta que el secreto se debe a que "son bolsas de tela sencillas y chulas sin bolsillos, ni broches, ni forros" y aclara que todas sus creaciones tienen nombres de mujer "con personalidad", además de los de gente que conocen y es especial para ellas. A su vez, los pañuelos llevan nombres de las abuelas de sus familias. Entre los últimos en llegar, Follente destaca un bolso muy especial que se llamará Asia y con el que tiene implicación emocional ya que así se llamará su futura sobrina que nacerá en pocos meses. Cecilia, Rita, Lea, Clara, Telma, Ena, Alma, Bruna, Leandra o Bilma son otros de los bolsos de sus colecciones.

"Es increíble que medio año después nos sigan pidiendo a Daria, la primera bolsa que hicimos", subraya, sobre lo que matiza que "no siguen una línea de producción concreta, sino que trabajan espontáneamente en función de los pedidos que tienen". "Somos dos mujeres con un móvil, una máquina de coser y muchas ideas", dicen orgullosas, un modo en el que estuvieron aún más si cabe las pasadas Navidades donde recibieron una auténtica avalancha de pedidos que les hizo estar trabajando incluso en Nochebuena hasta altas horas de la madrugada para que no faltara ninguna "Manuela" debajo del árbol.

Clientes de toda España e instagram como escaparate

Instagram es el mejor escaparate para By Manuela y sus creadoras gestionan todo a través de esta red social, tanto pedidos como la difusión de los nuevos diseños. A su vez, disponen de un taller en el barrio coruñés de Monte Alto que es su centro de operaciones y que utilizan de "expositor" sobre todo para la gente de la ciudad que quiere acercarse a mirar los bolsos en directo o a recoger pedidos. Los precios son populares y oscilan entre los 20, 23 y 25 euros (30 diseños muy especiales).

Su buen hacer les ha llevado a que hasta en Canarias ya se luzcan sus diseños, además de en Madrid, Barcelona o Bilbao, algo que no se imaginaban en sus inicios cuando estimaban que "solo venderían a la gente del barrio que les conoce, a amigos de amigos o las madres de los compañeros de sus hijos", exponen. "Desde que empezamos no ha habido una semana que tuviéramos que cruzar los brazos, no se sacan más modelos porque no me dan las manos", indica Follente.

Entre sus planes de futuro más próximos está hacer bolsas con complementos de cara a la temporada de playa o bolsos diferentes a sus habituales "Manuelas" con telas vintage, es decir, "bolsos que se diferencian más del estilo tote bag que elaboran pero sin perder su esencia", concluyen.

Economía