El Español
Vivir
|
Moda

Bicos de Nai: Bolsos y mochilas diseñados y personalizados a mano en Oleiros (A Coruña)

Esta marca coruñesa creada por una madre y su hija, ambas con formación en patronaje y moda, ofrece complementos en los que el cliente elige la tela y el tamaño del producto, además de tener la opción de bordar sus iniciales o el nombre
Varios de los productos de la marca Bicos de Nai.
Cedidas
Varios de los productos de la marca Bicos de Nai.
Ofrecido por:

Bicos de Nai nació con tanto cariño como el gesto que contiene su nombre. Bego, una vecina de Oleiros (A Coruña), siempre disfrutó cosiendo, pero nunca se había planteado mostrar de lo que era capaz. El apoyo de su familia la llevó a crear, junto a su hija Aine Saúca, un perfil de Instagram a través del que vende los productos personalizados y de calidad que crea a mano.

¿Qué quiere decir que los productos son personalizados? Que el cliente puede elegir desde el tamaño hasta la tela e incluso bordar sus iniciales o el nombre, además de tener la opción de conjuntar varios complementos. Aine y Bego estudiaron patronaje y moda: la primera porque es dependienta y quería tener más conocimiento sobre las prendas y la segunda, por vocación.

Precisamente, Bego se fue a Burdeos (Francia) con una beca con la que aprendió a hacer muchísimas cosas. "Me casé este verano e hizo mi vestido de novia, el suyo y el de mi abuela", ejemplifica Aine.

El nacimiento de Bicos de Nai

La vocación de esta coruñesa estuvo siempre latente y su familia insistía en que debía valorar más lo que hacía, por eso crearon una página en Instagram con la que demostrar su talento. El nombre elegido fue Bicos de Nai porque así se llamaba el proyecto de FP de patronaje de Bego. "Ahora que ve como funciona, que su nieta lleva la mochila al colegio y las mamás le piden otras, está alucinando con lo que vale su trabajo. El resto ya lo sabíamos", asegura orgullosa Saúca, que añade que su madre "tiene un don" que la gente desconocía.

El primer complemento que Aine quiso subir a Instagram fue una totebag (bolsa de mano) que había creado para si misma, pero su madre, más perfeccionista, la volvió a hacer. Fue todo un éxito. Los pedidos aumentaron poco a poco, pero en Navidad fueron muchas las personas que quisieron regalar esta marca coruñesa. "Vamos haciendo lo que nos van pidiendo", explica Aine, que asegura que a partir de la demanda de los clientes incorporan nuevos elementos a Bicos de Nai.

Productos personalizados y de calidad

Todas las piezas de Bicos de Nai son cosidas a mano y de forma totalmente personalizada. Aine está más centrada en el diseño, su madre, en la confección, y ambas trabajan en el patronaje de los productos para que queden perfectos. ¿Los más populares? Los bolsos y los saquitos para el carrito de bebé, aunque las mochilas, las bolsas del ordenador y las bandoleras también gustan mucho. Los saquitos de Papá Noel que hicieron en Navidad con el nombre bordado también fueron todo un éxito.

Tote, neceser y monedero a juego de Bicos de Nai (Cedida)-

Estas emprendedoras de Oleiros también confeccionan productos conjuntados para aquellas personas que prefieran un regalo más completo. Así, elaboraron para una de sus clientas un tote, un neceser y un monedero a juego que, además, llevaban las iniciales bordadas.

La personalización de los productos implica también poder elegir el tamaño y la tela. "Mi madre lleva muchísimos años cosiendo y tiene dos habitaciones llenas de telas. Vamos cogiendo de ahí, y si alguien me dice que quiere un tono diferente, vamos a la tienda que tenemos de mano y le mando fotos al cliente para que elija. No es una colección cerrada, hacemos lo que nos piden", explica Saúca.

El tiempo de elaboración de los productos y su entrega depende de la demanda, aunque no es superior a una semana. Los precios varían según la complejidad del diseño y la carga de trabajo que implique su elaboración, así como del bordado. Las tote normales y las mochilas infantiles con las iniciales cuestan 25 euros, y si el comprador las prefiere sin nombre, 20 euros. "Lo más caro es, quizás, la bolsa del ordenador, que son 45 euros. Lleva muchísimo trabajo", explica Saúca, que indica que los neceseres de polipiel son a 15 euros.

Bego impartía clases en centros cívicos, pero detuvo temporalmente su actividad como profesora de costura debido al coronavirus. El apoyo de sus hijas, sin embargo, la llevó a iniciar esta aventura en plena pandemia. Este San Valentín, en una muestra de amor y cariño por Bego, su familia le regaló la patente de Bicos de Nai. El objetivo es crear una página web, aunque por ahora mantienen su actividad en Instagram donde, al igual que en el número 640570929, se pueden realizar pedidos desde cualquier parte del mundo.

Vivir